Todos sabemos que negocio que supone realizar abortos. Ningún ser humano tiene derecho a decidir sobre la vida de otro. Soy madre de siete hijos y he sufrido dos abortos naturales. Después de sufrir estos dos abortos, se sufre mucho. No es verdad que no existe dolor por parte de la madre después de acceder a abortar. Tengo conocidas que han abortado y no se olvidan de sus hijos, siguen pensando en lo qué han hecho.

No hablo de religión sino del derecho del ser que ha sido concebido debe seguir su curso natural y seguir viviendo. Es el primer derecho fundamental, la vida. Cuando los partidos políticos hablan con tanta naturalidad de el derecho a abortar, no saben lo que están diciendo.

El derecho a la vida es un derecho maravilloso, los que viven ya han tenido a los que han defendido su vida, cueste lo que cueste.

Si Susana Díaz defiende el derecho a abortar a las mujeres, yo pienso en su futuro hijo, y menos mal que ella no quiere abortar a ese ser que tiene dentro, otras madres tendrían que ser ayudadas a salir adelante con su embarazo, sea como sea. Hay que pensar alternativas al aborto y ayudar a las madres a salir adelante con sus hijos. Hay organizaciones en España como Red Madre y Provida que consiguen todos los medios necesarios para que la madre siga con su embarazo y ofrecen alternativas al aborto.

Es penoso que una madre se vea obligada a abortar por no dejar de trabajar o por miedo a quedarse sin trabajo. Eso no es progresista, lo progresista es ayudar a estas madres a que puedan tener a su hijo y luego continuar trabajando.

Vídeos destacados del día

La maternidad es un regalo que las madres que hemos podido disfrutarlo, nos realiza muchísimo y nos hace valorar cada vida, como lo que es un regalo maravilloso .

Yo como madre no me cambio por nadie, a pesar de las dificultades, dar vida y poder disfrutar de cada hijo y quererlos a cada uno muchísimo, es un don que te madura y te hace salir de una misma a cada instante. Las políticas de defensa a las madres y de defensa de este derecho fundamental debería replantearse en muchos partidos políticos como el partido Vox.