Según la opinión de algunos arqueólogos británicos, muchas de las esculturas milenarias que han sido destruidas por el Estado Islámico en el museo de la ciudad iraquí de Mosúl, situado al norte del país, no son las originales. Han afirmado que muchas de las estatuas que han sido destrozadas son replicas exactas de las originales, ya que al parecer se ha visto en los vídeos que han difundido los radicales, como se destrozaban con relativa facilidad y dentro llevaban barras de hierro. Las estatuas originales no llevan ese tipo de refuerzos, han asegurado algunos arqueólogos.

Al parecer, fuentes consultadas han asegurado que la mayoría de las esculturas originales fueron trasladadas al museo de la capital, Bagdag, con la intención de evitar lo que está ocurriendo ahora mismo, es decir, saquear y destrozar los vestigios de una de las más interesantes civilizaciones perdidas. Pero no todo son buenas noticias, otras de las tantas figuras y esculturas destrozadas, sí eran las originales como, por ejemplo, la esfinge alada, la cual había sobrevivido a miles de años.

Los terroristas del Estado Islámico no son los únicos que han cometido barbaridades a los restos culturales y patrimoniales más importantes para la humanidad. Los talibanes en su expansión por Afganistán, destrozaron por completo con dinamita a los Budas de Bamiyán, unos gigantes que sucumbieron a los efectos del fanatismo religioso.

Es evidente que existe una gran desproteccion del Patrimonio de la Humanidad a lo largo y ancho del planeta, ya que muchos restos son capaces de resistir al paso del tiempo con miles de años de efectos adversos que deterioran hasta la roca más dura, lluvia, viento, sequias, etc. pero no hay material capaz de aguantar el terrible castigo que supone la ignorancia y el más absurdo radicalismo.

¿Qué más tenemos que ver para que la comunidad internacional responda y haga algo para proteger lo que pertenece, no sólo a los pueblos donde habitan, sino también a toda la humanidad? Las Naciones Unidas condenan los hechos pero nada impide que perdamos los restos de un pasado que aún desconocemos con exactitud, o los restos que quedan de ellos. Los efectos materiales no son los únicos perjudicados, también sufren las consecuencias del Estado Islámico los refugiados que han tenido que huir de sus hogares, algunos de ellos morirán en el intento de hacerlo y otros muchos servirán de entretenimiento para divertir a lo peor que puede concebir el hombre. #Terrorismo