Estamos superando la crisis, dicen. El mundo está por fin cambiando, afirman. Está disminuyendo el desempleo, hay muchas más oportunidades de Trabajo, pero ¡qué trabajos!

No soy en absoluto un gurú económico, y tampoco soy experta en políticas sociales o de empleo, ni mucho menos. Pero hay algo que sí sé, como muchos otros jóvenes en este país, y es que oportunidades de trabajo no hay. O mejor, oportunidades dignas no encontramos, así que retamos a los políticos que lo intenten ellos.

Para aquellos que aún desconozcan esta situación, o para aquellos que emigraron, os resumo en qué momento nos encontramos, y qué empleos se ofertan a los jóvenes españoles, licenciados, graduados, o sin estudios, igualdad para todos.

En el número uno de nuestro ranking nos encontramos con uno de los empleos más ofertados, el de comercial. Y es que puedes elegir el producto que más te guste vender, telefonía, seguros, alarmas, gas, electricidad, luz… Y, ¿por qué en el primer puesto? ¡Por las condiciones! Contrato laboral de prácticas (cuando no es por autónomos), el cual rescindirán antes cuando termines el periodo de prueba y tengan que pagarte más. ¿Horas cotizadas? Serán la mitad o menos de las que en realidad trabajes. El sueldo, cuando sea fijo y no a comisión, será de unos 2/5 euros la hora, si tienes suerte.

Y entre algunas de las condiciones o cláusulas del contrato puedes encontrar perlas como unos mínimos para evitar el despido, inalcanzables; o indemnizaciones económicas (del trabajador hacia la empresa, se entiende) en el caso de rescindir el contrato, y en concepto de gastos administrativos y de formación.

Vídeos destacados del día

De gastos administrativos tampoco entiendo mucho, pero estoy segura que el coste de un curso de 5 horas en el que te explican las tarifas y la dinámica de ventas no puede costar 100 euros, y lo que es peor, no creo que me corresponda pagarlos.

Y llegamos al segundo puesto, teleoperador. Éste es muy parecido al anterior, similares condiciones, pero con suerte sueldo ligeramente superior. Como características a destacar no pasas frío ni te pateas la ciudad, pero escuchas vida y miserias de cientos de personas en horarios de lo más variopintos.

Y cerramos con la medalla de bronce para las/los dependientas con posibilidad de trabajar por turnos, oferta también muy recurrente. Lo primero, no todas las empresas son iguales ni tratan igual a sus empleados, pero la mayoría de ofertas de esta categoría se podrían traducir como 'se ofrece sueldo mínimo para cubrir turnos que nadie quiere, realizando labores tales como barrer o doblar camisetas'.

Y lo peor no es la situación de empleo ya descrita, sino lo que hay detrás.

Sindicatos y empresas que cierran los ojos ante este tipo de contratos basura, injusticias sociales y laborales al fin y al cabo. Todos ellos conscientes de que se aprovechan de la precariedad y la desesperación del español medio, de los jóvenes y no tan jóvenes, y mientras tanto los sueldos de los altos ejecutivos (y no tan altos) suben sin parar.

La clase media está desapareciendo, y la baja se empobrece cada día más. Los jóvenes abandonan el país, las pensiones y subsidios disminuyen. No sé lo que temerme, los ánimos se están caldeando y, ¿cuánto tiempo más va a pasar hasta que reaccionemos y hagamos que esta situación cambie? Se nos está escapando la vida…