Hemos asistido impasibles a torturas, ejecuciones, decapitaciones y violencia por parte del Estado Islámico, pero siempre los terroristas como en tantas y tantas ocasiones se tapan el rostro para que no puedan ser identificados, unos cobardes que se ocultan detrás de unos pasamontañas y nadie logra averiguar quién es la persona que hay detrás.

Según la cadena de televisión británica, BBC, uno de los terroristas causante de la ejecución de rehenes occidentales y rehenes japoneses, ha sido identificado. Como en tantas ocasiones ha resultado ser de nacionalidad occidental, en este caso británica.

Es conocido con el sobrenombre de John, y su nombre completo es Mohammed Emwazi.

Natural de Kuwait pero con residencia en Londres. Según algunas fuentes, este terrorista era seguido por los medios de seguridad británicos y lo conocían por "John el Yihaidista".

Según la BBC, apareció en el video de la decapitación de James Foley, Steven Sotloff, David Haine, Alan Henning, Abdul-Rahman Kassig, Kenji Goto y Haruna Yukawa. Las agencias de seguridad del Reino Unido seguían sus pasos pero no querían divulgar sus pesquisas por miedo a que les descubrieran, pero en mi opinión de haber actuado mucho antes quizás este asesino no hubiera tenido tiempo a cometer tales atrocidades.

Todo esto nos lleva a observar que muchos de los miembros que forman parte de atentados, y engrosan las filas de grupos terroristas de todo el mundo, son educados en universidades occidentales y son incluso miembros reputados de sociedades de occidente.

Vídeos destacados del día

Desde los pilotos que acometieron las Torres Gemelas el 11 de Septiembre que fueron adiestrados por los mismísimos Estados Unidos hasta la gran cantidad de jóvenes que estudian en las mejores universidades de todo el mundo y conviven con nosotros sin saber que son potenciales terroristas.

Hay gran inquietud en los gobiernos occidentales porque multitud de jóvenes musulmanes viajan a Oriente Medio para engrosar las filas de grupos yihaidistas o permanecen en países objetivo de los terroristas, para tras recibir órdenes, cometer sus cobardes actos de terror. El último caso conocido es de tres jóvenes entre 15 y 16 años que han viajado a Siria para unirse a estos grupos del terror.