Desde que se conociera la delicada situación fiscal del integrante de #Podemos, Juan Carlos Monedero, sus cuentas están en boca de todos y su figura es objeto de debate. Las tertulias se ponen al rojo vivo cuando sale el profesor a relucir pues, sin duda, ahora sí se ha conseguido encontrar un hueco en la armadura de Podemos y los diferentes partidos políticos no han tardado en lanzarse, sin piedad, a la yugular.

Tras un acalorado debate acerca de la Lista Falciani, que tuvo lugar el sábado en 'La Sexta Noche' se pasó, sin enfriar siquiera el ambiente, directamente al "caso Monedero", como si de un defraudador más de la lista se tratase.

En el programa se aseguró que Monedero estaba en "paradero desconocido" desde que realizara su declaración complementaria y se exigían explicaciones. Pablo Casado, del Partido Popular y el conocido "antiPodemos" Eduardo Inda casi pierden la voz pidiendo la cabeza de Monedero como si de un linchamiento medieval se tratase.

En la tertulia no se desmintió en ningún momento que la actuación fiscal de Monedero no es ilegal y que incluso la Agencia Tributaria deberá devolver dinero al politólogo tras la declaración complementaria en la que tributó en exceso. Se trataba claramente, de una acusación pública contra una persona que no se encontraba presente para poder hacer frente a los ataques, aunque Sergio Pascual, integrante de Podemos, que participó en el debate, intentó sin mucho éxito defender la honorabilidad de Monedero, ante una "manada" de contertulios ansiosos por desprestigiarlo.

Vídeos destacados del día

Debemos dejar claro que no existe fraude fiscal en la actuación de Juan Carlos Monedero, algo que el mismo experto en blanqueo de capitales, Juan Carlos Galindo, que se encontraba presente en la tertulia tras el debate acerca de Falciani, corroboró. Aunque Galindo no dudó en pedir a viva voz la dimisión del número tres de Podemos por la "intención" de sus actos.

He de decir, que sorprendió la intervención del tertuliano Francisco Marhuenda, (que al lado de Eduardo Inda parece que no haya roto nunca un plato), pues defendió que en su opinión, "Monedero es una persona honrada, pero debe dar explicaciones públicas y su versión de los hechos".

En todo caso, el espectáculo fue lamentable, más sabiendo que todo esto se está sacando de contexto de forma desmesurada y que se está tratando a un contribuyente de la Hacienda pública como a un delincuente de la peor calaña, similar a los grandes defraudadores que evaden impuestos recurriendo a paraísos fiscales. Independientemente de la ética de sus actos, Juan Carlos Monedero se ha mantenido dentro de la legalidad y este tipo de debates de acoso y derribo dejan en evidencia la falta de rigurosidad y de respeto hacia los televidentes que se está haciendo habitual en los medios de comunicación. #Televisión