2
Aunque los premios Oscar, sean unos premios al determinado trabajo de actores, actrices, directores, productores, músicos o guionistas entre otros, lo que realmente destaca de este evento es esa pasarela escondida bajo la alfombra roja, por donde los mejores modistos de todos los tiempos, se dan lugar como si se hablara de la Semana de la Moda en Nueva York recien terminada o la Fashion Week de Madrid.

No olvidemos también, que en esta edición de los Premios de los Oscar, un anuncio durante la ceremonia, ha costado en torno a un millón y medio de euros, según ha confirmado con sus datos, la consultora Kantar Media.
Así mismo, asociar un vestido a una actriz determinada, también es una estrategia publicitaria que resulta muy rentable a la marca de Moda y que en la mayoria de los casos, resulta gratuita. Que mejor publicidad, que ceder uno de tus modelos a la actriz del momento para que lo luzca en esa pasarela tan particular y glamurosa.
Todo esto es lo que deja la 87ª edición de los Premios Oscarcuyo final, marca el comienzo de las críticas y los entresijos que dejaron.
Antiguamente, esa alfombra roja nos dejaba ver a las interpretes vestidas con sus propios look particulares, envueltas en trajes hechos a su medida para tan especial momento. Ahora, ni tan siquiera desean pensar o saben que ponerse ante las posteriores críticas. Prefieren abandonarse a las manos de los grandes de la moda y promocionarlos envueltas en sus grandes obras, rescatadas para este evento tan particular.

Todo esto sale rentable tanto a las firmas de modas, como a las mismas reinas del celuloide.

Los genios de las telas, saben que quizá sus modelos no son asequibles para todos los bolsillos, pero si hay complementos que tras aparecer en esa gala en una actriz en particular, se venderán en el mercado. Puede ser un pintalabios, un perfume o una laca de uñas. Eso ya les genera beneficios. Pongamos como ejemplo que L'Oreal, aprovechó la entrega de los premios Globos de Oro, para lanzar un laboratorio de belleza en Nueva York. Ellas mientras, las divas de la gran pantalla, se ahorran pensar y costearse lo que lucirán ese gran día.

En este día, hasta la Alta Costura tiene beneficios, poniendo a las pocas horas del evento, prendas a la venta online como puede ser Moda Operandi.

Lo miremos por donde lo miremos, este evento ya no solo es a nivel cine... se ha ampliado a la moda y lo que esta conlleva.