Tras varias generaciones subiendo el índice de estudiantes que acceden a las universidades, por primera vez desde hace mucho tiempo estamos ante un descenso en el número de matriculados. El por qué de esto mismo es lamentablemente, pues se debe a la subida de los precios en las universidades, en las públicas en gran medida, pero también en las privadas. Quien quiera acceder a unos estudios universitarios tendrá que pagar más, y en el momento actual eso se traduce muchas veces en prescindir de ello.

Todo el mundo está de acuerdo de que la universidad tendría que ser más accesible, pero a la vez también hay algo evidente y de lo que aun a día de hoy en muchas ocasiones no nos damos cuenta y es que se fomenta mucho la #Universidad mientras que otros cursos, grados medios o superiores, es decir, la formación profesional se fomenta poco.

¿Y eso a qué equivale? A la masificación de las universidades.

Este año saldrán de los muchos grados universitarios que hay y los que quedan por inventarse multitud de graduados. Graduados que gran parte de ellos se toparán con un mundo muy diferente al que les han mostrado en la universidad, donde en muchas carreras ya ni te proporcionan prácticas en empresas y eso equivale a parados, a gente que ha tocado muchos ámbitos, que tiene conocimientos plenos en su ámbito, a veces poco especializados, pero que están capacitados para trabajar y no hay tanta oferta para tanta gente que año tras año sale de la universidad.

Es una pena pero ser graduado no implica poder desarrollarte laboralmente en tu ámbito y en su gran mayoría los mismos graduados son los que tienen el empleo de moda de estos últimos años el empleo inestable y precario.

Vídeos destacados del día

Nadie se alegra de que los precios suban, al contrario, eso no arregla nada, donde se tendría que echar mano es al mismo sistema que estamos creando, un sistema en el cual no dejan de salir estudiantes universitarios que después no trabajan porque además de que hay mucha demanda hay demasiada poca oferta. Quizás si planteásemos el sistema de otra manera para que hubiera una mayor inserción laboral no habría más del 50% de la población de entre 18 y 25 años parada. #Paro