En los últimos tiempos España se ha visto abocada al igual que otros muchos países a una crisis sin precedentes que ha puesto a prueba a los políticos de todo tipo de ideología. Es en estos momentos de incertidumbre cuando los gobernantes y la oposición deben, como se suele decir, "ganarse el pan" y demostrar la confianza que han depositado en ellos millones de votantes y simpatizantes. Pero su respuesta no ha sido ni mucho menos positiva, al contrario, han proliferado la corrupción, la mentira, las falsas promesas y la hipocresía, por lo que todos los españoles ven en estos momentos a la clase política como un elemento negativo en nuestra sociedad.

Ante dicho panorama surgieron activistas y movimientos que alzaron la voz y protestaron, se movilizaron y con ello surgio un nuevo partido, Podemos, con su líder Pablo Iglesias que difiere de todos los demás, un profesor con barba desaliñada y pelo largo recogido con coletas, que según muchos es una pequeña luz de salvación en el caos que reina España. Pero otros, sus rivales, PP y PSOE, las dos fuerzas políticas que disputaban el poder en el país, los menospreciaron en un primer momento hasta que vieron como poco a poco se abría paso con fuerza y alimentaba de esperanza a buena parte de la población. Ante esta situación los han vilipendiado públicamente, han mostrado tuits falsos de algunos militantes, como hizo Esperanza Aguirre no hace mucho, y finalmente, ha llegado el maximo dirigente de nuestro pais, Mariano Rajoy, que como se suele decir, "ha metido la pata hasta el fondo".

Literalmente ha hecho unas declaraciones refiriendose a Podemos como su máximo rival en las elecciones menospreciando a la segunda fuerza en estos momentos, el PSOE, y ha dicho lo siguiente: "O nosotros, o el caos. O el PP, o la anarquía. O nos votan, o llegará el Apocalipsis". Pero señores, en qué país vivimos, estamos en una situación dramática en la que muchas familias lo han perdido todo, se han pisoteado los derechos de miles de personas en situación de dependencia, se han perdido los derechos sanitarios y de educación que se habían ganado tras la Dictadura, a eso le llamo yo Apocalipsis. Es por esto que cada cual puede votar a quien quiera y no aceptar la orden dictatorial de o nosotros o nadie, pues en mi humilde opinión, ya estamos hartos de políticos anquilosados en la Edad Media y necesitamos nuevas ideas y nuevos rostros, es por eso, que yo digo: "Márchese ya Mariano Rajoy, su tiempo ya pasó".