Padre de tres hijos a los que no atiende, Luis Miguel, un genio de la música, está teniendo serios problemas en los últimos días. Tras la presentación de su último trabajo y el comienzo de su última gira, las críticas y la polémica se han cernido sobre él, acusándole de no estar en forma. Las fans del artistas que son incondicionales, le perdonan cualquier cosa al artista, dándole siempre su apoyo, aunque la evidencia no miente.

El mexicano, puede decir que es el artista latino mejor pagado en Las Vegas y cuenta en su haber con más de 100 millones de discos vendidos. Con 30 años en los escenarios, evita los medios, no da entrevistas, ni sale por televisión desde hace diez años. Todo alrededor de "El Sol", como se le conoce, está envuelto en flashes, misterio y rumores. Con este nuevo disco "Dèjá vu", tiene previsto estar en 33 ciudades y cinco países con 219 fechas en su tour.

Este jueves, que comenzaba su gira en la Ciudad de México, el cantante se presentó con unos cuantos kilos de más a la vez, que presenta un espectáculo que no ofrece nada nuevo, donde en el cartel anunciador de dicha gira, muestra una foto de hace más de diez años, nada comparable con la forma física del mexicano al día de hoy.

Esto ha hecho hervir las redes sociales donde comentan que El Sol, se ha convertido en meme. Ya días anteriores, había suspendido en Mérida de Yucatán, su actuación por motivos técnicos de su avión, donde un portavoz, momentos antes, había confirmado que se anulaba por problemas al haber bebido.

Nadie puede saber, si esto es el declive de un artista, que ha barrido durante 30 años los escenarios de todo el mundo, con sus boleros y #Música melódica. Lo que sí se puede asegurar, es que de las pocas cosas que le importan al cantante, es actuar en un escenario. Esto ha sido y es su vida.

Esto es obvio cuando asistes a alguno de sus #Conciertos, por ello tiene fans incondicionales que le apoyan en todo. Por su música, su voz y todo lo que él engloba, aunque si debería darse cuenta del paso de los años y aceptarlo. Pero no solo él. También los que lo critican.