Desde que fue nombrado el nuevo Papa, no dejo de asombrarme al observar que es una personalidad totalmente diferente a todos los demás que yo he conocido. Este Papa es más cercano a la gente humilde, más alejado de los poderosos y con una manera de ser y de actuar que engloban en mi opinión todos los mejores valores que pueda tener un personaje público como él. Ya en sus comienzos con la elección de un anillo de plata en lugar de uno de oro como los demás, el ir en un coche al descubierto y, reunirse con el patriarca de Constantinopla después de casi un milenio, da una idea de la persona que es.

Ha criticado duramente la desigualdad social y la pobreza, ha establecido reuniones diversas entre las diferentes religiones, ha mostrado mano dura contra la pedofilia y se han destapado múltiples casos ocultos por la misma Iglesia, y, en definitiva, se ha convertido en un personaje público constantemente aplaudido por sus diferentes maneras de actuar ante todas las situaciones en que se ha encontrado.

En estos momentos ha vuelto a los titulares de todo el mundo al dirigirse a sus cardenales y alentarles a obrar en calidad de representantes de la casa de Dios e instar a sus fieles y que no se conviertan en lo que él ha denominado "casta" y aislarse sin tener contacto con las personas marginadas. Les conminó a no estar mirando pasivamente a las desgracias del mundo y actuar en consecuencia, poniendo como ejemplo cuando Jesús curó al leproso alegando que con su acto libraba a los sanos del miedo. Apeló a la caridad que debe ser incondicional y gratuita y, tuvo palabras en las que demuestra su implicación en estar al lado de los deafavorecidos y demostrarlo con actos y hechos, que no solamente rezando se solucionan las cosas.

Con todos los actos realizados por el Papa Bergoglio desde que subió al papado, está demostrando ser una persona cercana y consciente de los problemas acuciantes en todos los frentes, y su disposición total al lado de los más necesitados.

Vídeos destacados del día

No olvidemos que renunció a vivir en el Palacio Apostólico Vaticano como sus sucesores y demostró de nuevo su carácter humilde. #Papa Francisco #Religión