Marc y Pau. Pau y Marc. Dos nombres distintos y un mismo apellido: Gasol. En la madrugada del lunes (alrededor de las 2:30 en España) se produjo uno de los hitos más importantes en la historia del deporte. Por primera vez, dos hermanos realizaban el salto inicial en el All Star Game, un partido que reúne a los mejores jugadores de la temporada en la NBA.

Tras una mitad de campaña sensacional, en la que los catalanes han despuntado con sus respectivos equipos, Chicago Bulls y Memphis Grizzlies, no es de extrañar que los seguidores del deporte más representativo de los Estados Unidos hayan designado a los pívots como parte del quinteto inicial, cada uno representando a su conferencia.

Pau ha sabido adaptarse de una forma extraordinaria a su nuevo equipo y lejos de pensar en la retirada (tiene 34 años), en cada encuentro logra un nuevo récord y está ya a la altura de los grandes baloncestistas como Michael Jordan, Lebron James o Kobe Bryant. No se queda atrás su hermano, Marc, que lidera a su equipo y lo ha llevado a lo ha situado como uno de los más temidos en la Conferencia Este.

A pesar del trascendental hecho, los medios españoles apenas han dedicado breves informaciones en sus sección de deportes. Nada comparable a cuando la selección española conquistó su primer Mundial, o sin ir más lejos, a la décima Champions alcanzada por el Real Madrid el pasado mes de mayo. Es evidente que el deporte rey en nuestro país es el fútbol, pero no por ello se puede obviar que existen otros deportes que contribuyen, incluso de forma más vehemente, a potenciar la Marca España fuera de nuestras fronteras.

Vídeos destacados del día

La labor de los medios de comunicación en este aspecto debe ser el de dotar de un mayor protagonismo a deportes como el #Baloncesto, el waterpolo o la natación, y que los receptores de dicha información puedan valorar el esfuerzo que otros grandes nombres del deporte nacional desempeñan en cualquiera que sea la competición. De hecho, llama la atención que los propios medios estadounidenses hayan otorgado una mayor relevancia a la hazaña de los Gasol de lo que lo han hecho aquí diarios como 'Marca' o televisiones nacionales como Cuatro.

Es evidente que el fútbol no va a dejar ni mucho menos de copar portadas y de abrir telediarios por todo lo que ello conlleva, pero también es necesario que cuando se hable de deportes se haga virtud a su nombre, máxime en aquellos casos que suponen una proeza de los deportistas nacionales y que ayudan a que nuestro país sea reconocida en el extranjero. Pero también sería la ocasión ideal para empujar a los aficionados a que demanden una mayor y más amplia información deportiva, porque, al fin y al cabo, terminamos reconociendo esos méritos como nuestros. Y lo de menos en este caso debe ser que los del Oeste ganaran al Este 163-158.