Un nuevo cataclismo político se acerca peligrosamente al "latifundio" del Partido Popular en forma de huracán y promete ser épico porque puede terminar de sacudir la poca imagen que le queda al partido y llevarse de un plumazo "los brotes verdes". La Fiscalía Anticorrupción y Hacienda ponen la sombra de la sospecha sobre uno de los integrantes más importantes del partido, hablamos de María Dolores de Cospedal que se ve salpicada por los presuntos negocios turbios de su marido Ignacio López del Hierro. Esos negocios despiden un olor a podredumbre y estas dos instituciones públicas quieren abrir la alcantarilla e investigar para ver si encuentran algo que justifique el enriquecimiento personal del cónyuge de Cospedal.

A los medios de comunicación españoles más destacados se les ha terminado la tinta a la hora de hablar de la pareja del año, sólo los medios alternativos periodísticos como Infolibre y plataformas de periodismo ciudadano denuncian estas presuntas irregularidades y es que a María Dolores de Cospedal la vida le sonríe desde que es Secretaria del Partido Popular, pero no es comparable a la felicidad de su marido puesto que desde que su esposa es la Secretaria General del #PP y Presidenta de Castilla-La Mancha vive en un estado permanente de felicidad. El sevillano ha ganado en muy poco tiempo lo que nunca pudo ganar en su vida anterior, en un sector tan castigado como el inmobiliario, comprando fondos, haciendo transacciones con terrenos y edificación o asesorando a empresas o contratas en los tiempos tan difíciles que viven para obtener beneficios.

Vídeos destacados del día

Gracias a dichos negocios ganó alrededor de 20 veces más, lo que supone unos beneficios del 1800 % aproximadamente y resulta alarmante cuando él es único integrante de su empresa Hilo de Inversiones. Las cifras que se conocen son mareantes, como un millón de euros en 2011 y 1.2000.000 en los años 2012 y 2013, además la empresa Hilo de Inversiones es responsable de la mitad de la mansión del matrimonio llamado el Cigarral que supuestamente costó dos millones de euros y que no está declarada en la declaración de bienes.

Estas transacciones no tienen nada que ver con los otros negocios que regenta el empresario en los campos de la sanidad o los 14 cargos que tiene en 11 consejos de administración. #Corrupción