Querida Carmen: tú, ciudadana del mundo, cosmopolita, gestora de la moda y el arte. Pija resultona, que paseas por los platós de televisión como las reinonas. Coleccionista de alta costura, arquetipo de mujer que se viste en la madrileña milla de oro. Que hasta has dejado una huella de tinta con la publicación de libros tan ejemplares y necesarios para la vida cotidiana del ciudadano de a pie como puede ser "El glamour inteligente: las 1001 respuestas sobre protocolo, estilismo y saber estar" (creo que no es necesario añadir comentarios).

Tú que te entregaste en cuerpo y alma, desinteresadamente, a refinar los modales de un grupo de jóvenes, tallando tus propias joyas de la corona; tú, que nos has amenizado con tus intervenciones y comentarios en los programas de altísimo contenido cultural e intelectual en los que has participado.

Siempre tan cercana al televidente de andar por casa y al pueblo llano (¡si hasta has anunciado hamburguesas!). Tú, siempre tan impecablemente vestida, peinada y maquillada. Siempre correcta y con la sonrisa a flor de piel, con tus modales exquisitos…. Tú, ahora, parece que "puedes". O "quieres".

Anonadados andamos los españolitos de a pie desde que has decidido prestar todo tu apoyo a una formación política que se ubica en las antípodas de tu "modus vivendi". Todos nos preguntamos qué latigazo ha sacudido tu cerebelo para que, de repente, pases a aparecer en la prensa por motivos bien diferentes a los que siempre te han mantenido en el candelero (¿o es "candelabro"?). Y así, te vemos defendiendo a ultranza a Juan Carlos Monedero, (tercero de a bordo en el partido que anda revolucionando la política nacional y defraudador confeso), después de que él mismo confirmara que, efectivamente, había intentado "escaquearse" del pago de un buen puñado de euros a la Hacienda Pública (que también eres tú, Carmen, porque Hacienda somos todos, salvo que estés empadronada en Andorra….).

Reacciona, Carmen.

Vídeos destacados del día

A lo mejor te han contado que estos señores pueden llegar a gobernar (que nadie lo niega). A lo mejor es eso lo que buscas, un pelotazo, como se dice popularmente. A lo mejor quieres un ministerio (el de protocolo y buenas maneras sería ideal para ti). Pero desengáñate, Carmen. Tú perteneces al sector que más tendría que perder si estos señores gobernaran, si atendemos a sus consignas y a su ideología (porque programa no tienen, seamos realistas). Me parece bien que quieras retratarte, pero a veces es mejor está callado. Que sí, que es un Monedero (o "Billetero", como dicen las malas lenguas). Pero no es de Jimmy Choo. #Podemos #Elecciones