La pasada madrugada se celebró en Los Ángeles la 87º edición de los premios de la Academia de las Artes estadounidense. En los #Oscars, como siempre, la alfombra roja fue la protagonista de la gala donde los nominados y diferentes personalidades de Hollywood posaron para decenas de medios de comunicación. El showrunner de la entrega de premios no fue otro que el controvertido Neil Patrick Harris, Barney en la comedia Cómo conocí a vuestra madre.

Las grandes triunfadores en esta edición han sido la cinta de Wes Anderson, El Gran Hotel Budapest, con 4 premios y Birdman, de Alejandro González Iñárritu, protagonizada por Michael Keaton que le ha plantado cara con otros 4 premios, entre ellos el de mejor película.

La sorpresa, por su parte ha sido Whiplash, un film sobre música que se ha llevado nada más y nada menos que 3 estatuillas. Sin duda la gran olvidada de la noche ha sido Boyhood, gran favorita, y de las 7 categorías a las que estaba nominada, sólo ha conseguido el premio a mejor actriz de reparto de mano de Patricia Arquette.. El Oscar a mejor actor ha sido para Eddie Redmayne por su maravillo papel en La teoría del Todo como el científico Stephen Hawking y Julianne Moore ha ganado el premio a mejor actriz como apuntaban todos los pronósticos.

Sin embargo, no fueron los estrafalarios guantes de Lady Gaga o las actuaciones cómicas y musicales los protagonistas de la noche en las redes sociales. Si algo llamó la atención realmente a los espectadores españoles fue la malísima retransmisión que ofreció Canal + de los Oscars 2015.

Vídeos destacados del día

En la tertulia se habló cuanto menos de cine; vestidos y diseñadores fue el tema principal. ¡Ay de ellos si ciertas celebrities les hubieran escuchado! Hace pocos días algunas de ellas dejaron claro que no querían que las preguntas de periodistas y medios de comunicación en la alfombra roja se centraran en los quilates de sus joyas. Y en Canal + se tomaron muy en serio estos comentarios. Nótese aquí la ironía.

Pero no sólo los contenidos sobre el mundo del cine fueron bastante pobres; los comentaristas, parecían que estaban en el sofá de su casa más que retransmitiendo la entrega de premios de cine más importante del mundo. Casi se podría decir que habían elegido a cuatro becarios para la tertulia, de la que podemos sacar dos elementos claves: monotonía y aburrimiento.

"@YonkeyKong: Nos gusta el cine" SI, pero llevamos dos horas hablando de moda. #AquiHueleAOscar, o @evacelada #AquiHueleAOscar que presentación más aburrida, Leticia Dolera y compañía, la musiquita de fondo, silencios entre comentarios, !horror!", fueron algunos de los muchísimos tweets en contra de la presentación de la gala en España.

Una realización bastante pobre y traductores no muy acertados pusieron el broche final al fracaso de Canal + en la gala de los Oscars de este año. Desde luego es de agradecer que las conexiones con Madrid fueran mínimas porque cada vez que Leticia Dolera y sus compañeros aparecían en pantalla, subía el pan. No sólo no dieron la talla, ¡sino que además hicieron spoilers! Y no hay nada, absolutamente nada, que duela más que un spoiler.