No puedo entender cómo se atreven a descalificar a un partido nuevo, aquellos que han medrado en el poder desde el principio de los tiempos. No puedo entender cómo en una sociedad democrática, donde la pluralidad es su base, se ataca desmesuradamente y sin ningún pudor a aquellos que quieren que la soberanía vuelva al pueblo, y no a un sector de poder que se ha creído dueño de la titularidad del estado. No puedo entender cómo algunos periódicos de este país, han perdido la imparcialidad y se han sumado al triste acoso y derribo del poder rancio.

Nos pueden mentir, pueden seguir intentando manipular, pueden negar lo evidente, pero lo que no pueden hacer, es dar clases de moralidad, teniendo entre sus filas, verdaderos depredadores de un país, del que se han enriquecido con la miseria de tantos, que se desangra con sus políticas, que favorecen más a intereses partidistas, a usureros, que al propio pueblo.

Jamás en este país ha habido un ataque tan desproporcionado, tan terrible, a un partido que aún no está en el poder. Esto solo nos demuestra, que han perdido el sur, porque el norte y sus políticas de austeridad lo llevan grabado a fuego. Esto solo nos demuestra su debilidad, su avaricia por seguir enriqueciéndose, por hacer una Europa de clases, un abismo entre el norte y el sur casi insalvable.

Puedo comprender su miedo, su inseguridad, incluso puedo entender su pánico a desaparecer de la foto de este nuevo futuro, pero eso no les da derecho a sacrificar al pueblo, a atacar y desprestigiar, a manipular la información, a mentir, a crear el pánico.

Todavía no he visto a ninguno de sus representantes asumir la corrupción en sus partidos, pedir disculpas, tomar decisiones políticas de limpieza e incluso dimitir.

Vídeos destacados del día

Ellos, sólo se han atrevido a decir con la boca chica, "sálvese quien pueda".

Y mientras orquestan ataques, confunden, venden, menosprecian al pueblo, el pueblo sigue en su lucha. Y cada día está mucho más claro, que vamos camino de conseguirlo, Madrid, el día 31 fue una muestra de lo que este país quiere, y no es precisamente un desastre, sino un cambio.

#Podemos