Hace pocas semanas que empezó este año electoral, donde iremos viendo expectantes como comicio tras comicio electoral se irán clarificando el panorama política de nuestro país. Desde todos los puntos de vista parece acabada la época del "Bipartidismo Político", Partido Popular y Partido Socialista llevan alternándose en el poder desde que Ucd dejó de existir, la crisis y desde luego los episodios constantes de corrupción parecen los principales causantes del hastío de un electorado cansado de tener que votar siempre al malo o al nuevo malo.

El principal factor del supuesto fin de la primacía de ambos partidos radica en Podemos como principal exponente. Este es un partido nuevo en su fundación que ha protagonizado el arranque más fulgurante de la política española, fruto del descontento social y de los errores de los grandes partidos, tiene como principal baza el no tener pasado y la ilusión de sus votantes, junto con el liderato indiscutible de #Pablo Iglesias.

La falta de propuestas concretas y el pasado al que acuden sus rivales políticos con apoyos expresos a la Venezuela Chavista son sus puntos débiles. En su proyección tendrá influencia la marcha del nuevo gobierno griego de Syriza, partido al que han mostrado su apoyo.

Podemos no es el único partido que se beneficia del cansancio y hartazgo del electorado, Ciudadanos, UPyD e IU son los otros partidos que aunque en menor medida, pueden verse aupados en las cifras de voto. Si las previsiones se cumplen, este beneficio puede verse concretado en menor medida en el caso de IU, que corre riesgo de verse fagocitada por Podemos y de una UPyD que parece perder fuelle ante el crecimiento de Ciudadanos que cada vez ve mayor fruto en el trabajo de promoción de un Albert Rivera que junto con Pablo Iglesias pueden considerarse los dos políticos jóvenes con mayor proyección en la política española.

Vídeos destacados del día

Los datos electorales pueden dar vuelcos claro está, no solo por la influencia de cada comicio específico, sino por la actualidad que a veces no se corresponde con las previsiones y que influyen en el electorado. La carrera ha empezado y a finales de año puede haber un mapa político en el país bastante diferente al actual.