A partir de la cifra de, 1'924,5 millones de euros, presupuesto del que dispone nuestro Ministerio de Sanidad para el año 2015 yo le preguntaría al señor Rajoy, cómo pretende llevar a cabo sus afirmaciones, a principios del mes de enero: "a ningún paciente con Hepatitis C le faltará el medicamento siempre que se lo recete un médico".

Me explico, desde mi más torpe habilidad con las matemáticas pero basándome en cifras reales de los 900 mil diagnósticos de Hepatitis C calculados, serían, 30 mil los que precisarían un inmediato tratamiento, según la Asociación Española de Estudios del Hígado (AEEH). Daría igual el medicamento prescrito, Sovaldi o, Simprevir, comercializado como Olysio por los laboratorios Janssen Pharmaceutica, de la multinacional Johnson & Johnson y aprobado el pasado 2014, el tratamiento para estos 30 mil pacientes preferentes, ascendería a 720 millones de euros.

Ni que decir tiene, que si los tratados fueran los 900 mil supuestos afectados, la cifra se dispararía a los 22.500 millones de euros. A esto debemos sumar los medicamentos que han de administrarse conjuntamente. No bastan Sovaldi u Olysio. Algo a tener muy en cuenta ya que, la cifra estimada en euros, iría en aumento.

Resulta curioso que, el pasado 12 de enero, Alfonso Alonso, Ministro de Sanidad, creyera conveniente crear un comité de 6 científicos expertos, que eligió el mismo ministerio, a fin de matizar sobre el número de pacientes que deberían ser tratados, dependiendo en qué fase de Hepatitis C se encontraran. Acuerdo que, según Rubén Moreno, Secretario General de Sanidad, se llevaría a cabo en febrero, cuando lo que se decida por dicho comité, sea evaluado por tres científicos más de otros países así como, por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Vídeos destacados del día

Este comité, elegido por el ministro, será dirigido por el doctor Juan Rodés Teixidor, y es conveniente saber los cargos que ostenta este profesional: Director del Instituto de Investigaciones Sanitarias Esther Koplowitz, presidente del Consejo Asesor de Sanidad y, lo que es más destacable, Presidente Científico de la Fundación Pfizer, la decimoctava multinacional farmacéutica más importante del mundo, con una muy alta cotización en bolsa. "No comments".

De sobra y, tristemente conocido por los afectados por la Hepatitis C es, que el precio del tratamiento, que podría salvarles la vida, es de 770 euros en Egipto, frente a los 25 mil en este nuestro país, cuando el coste de fabricación, no supera los cien euros. Si no fuera por el juego que los medios de comunicación les hacen y la clara complicidad de la Agencia Europea del Medicamento, muchos de los gobiernos y comunidades científicas, en estrecha relación con multinacionales farmacéuticas, no podrían actuar con tanta impunidad. Hepatitis C, VPH, y un largo etcétera de personas que sufren y que tal vez mueran por su causa, no vienen a ser más que un alza en el mercado bursátil. Mucha tela que cortar.