La pujanza del gigante asiático sigue en pleno auge, en España tiene su principal representante en Wang Jianlin, que se hizo hace unos meses famoso por comprar uno de los dos rascacielos de la Plaza de España madrileña. A este símbólico edificio del centro de Madrid, le sigue la adquisición del 20% del Atlético de Madrid y no quedan ahí sus planes, tiene en mente la compra de unos terrenos para hacer un proyecto que muchos ya llaman "El Eurovegas chino", que puede situarse bien en los terrenos de Alcorcón (donde casualmente estará la ciudad deportiva colchonera) o en los terrenos de Campamento.

Wang-Jianlin, se convierte en el tercer máximo accionista del club.

El primero ostenta un 52% de las acciones del club y Cerezo un 20%, mismo porcentaje que tendrá el multimillonario chino. El resto de accionariado se reparte entre un 5% de la familia Gil y el 3% de los accionistas minoritarios.

El acuerdo que se materializa en estos días, propiciará la llegada de un representante de Wang y también verá como los del Manzanares harán una gira por China de partidos veraniegos, así como otros negocios con el país. El empresario no ha comprado acciones del Atlético, sino que inyecta cuarenta millones de euros, en una ampliación de capital muy necesaria para el club.

El club rojiblanco tenía obligación de al menos ampliar su capital en 5 millones de euros, al superar el año pasado el límite salarial impuesto por la Liga de #Fútbol Profesional. Con este acuerdo con Wang, superará sobradamente la cifra solicitada.

Vídeos destacados del día

Otro club español parece caer en las garras de gigante asiático, el Valencia era hasta ahora el principal exponente y parece que puede no ser el último. A su favor, parece que los empresarios chinos vienen con más intención de aportar estabilidad que los árabes, que en el fútbol de nuestro país no han terminado de cuajar a la hora de entrar en las S.A.D. El fútbol español cada vez tiene menos publicidad nacional y ve como empresas o países extranjeros se ofrecen a invertir en el deporte rey.