Aunque los más inteligentes ya comenzaron a prepararse para esta temida cuesta de enero que cada año llega como si se tratase del Día de la Marmota en la película 'Atrapado en el Tiempo', ajustando su presupuesto para regalos y para las comidas familiares, no todos hemos sido capaces de conseguirlo.

Tras los excesos de todo tiempo, tanto gastronómicos como en las compras, es el momento de la mesura. Llegan las rebajas, sí, pero estas se prolongaran más allá de este mes en el tiempo. Decide qué es necesario y qué no y abandona el deseo irrefrenable de hacerte con los caprichos.

Si bien es imposible deshacerse de todos los gastos, parece claro que es el momento de eliminar los superfluos y reducir al máximo los fijos. Además, si no te has deshecho de toda la paga extra, los expertos recomiendan utilizar una parte de ella para acabar con las deudas adquiridas. 


Otra manera de hacer más llevadera la cuesta de enero es haciendo uso del transporte público durante un tiempo para regular el gasto fijo en combustible y mantenimiento del vehículo. Si antes hablábamos de gastos fijos, uno de los más importantes y más fáciles de ajustar es el de la compra. Elaborar una lista de la compra con todo lo que necesitamos para pasar la semana y ceñirse en exclusiva a lo allí redactado es clave para no realizar dispendios que nos puedan complicar llegar a fin de mes.

Una de las formas que más arraigo está adquiriendo en los últimos años entre las familias con apuros económicos está la de deshacerse de muchos de los regalos bonitos, pero innecesarios que hemos ido acumulando a lo largo de estas fiestas.

En este sentido, existen dos formas para hacerlo. La primera y más sencilla, devolver aquellos presentes que no necesitemos para obtener algo de cash que nos ayudará a poder acceder a los gastos fijos propios de cada mes. Por otro lado, cada vez son más las personas que acuden a internet para vender a través de las distintas plataformas online aquellos regalos que se han intentado devolver pero cuya devolución no ha sido admitida.