Creo que todo el mundo o casi todo el mundo conoce la saga de Humor de Santiago Segura: "Torrente". El que la conozca, debe saber que "Torrente" al igual que El Quijote, tiene un fiel escudero. En la primera fue un genial, Javier Cámara y en esta última ha sido un, no sé cómo calificarlo, porque no la he visto, Jesulín de Ubrique. 


Pues bien, si el cómico director de cine, se aventurase a hacer otra peli más de esta saga, creo que tendría a un compañero perfecto para Torrente. Rafael Hernando, sí ha leído bien, el portavoz del congreso del Partido Popular, Rafael el 'Caca', que sería un perfecto apodo en la película, 'El Caca'.

Además cumple el aspecto más importante para ser compañero de Torrente, ser fiel, tanto que no le importa decir cosas como que, hay jueces que prevarican a favor de ETA, sin pestañear, un gran actor, sí señor.

Además, con las características de este personaje, 'El Caca', la película podría llegar a alcanzar unos niveles de humor absurdo sin igual, tanto que, bajo mi punto de vista, podría suceder a "Torrente", formando su propia saga, "El Caca: el brazo tonto del PP".

Pero claro, Rafael Hernando tiene mucho carrete, y tal vez una saga de películas, no pueda recoger todo el humor que este personaje despilfarra en cada una de sus intervenciones, por lo que, yo personalmente, haría una serie de televisión. No obstante, esto tal vez, nunca llegue a darse, y Rafael Hernando seguirá derrochando su humor en la política. Al menos, los aficionados al humor absurdo, como el de "Faemino y Cansado", con esos diálogos en los que no decían nada, con esos arrebatos de locura en los que hablaban solo incoherencias, tendremos en la figura de Rafael Hernando a un digno sucesor.

Vídeos destacados del día

Sin lugar, a dudas, 'el Caca', nos seguirá brindado grandes discursos llenos de absurdo y sinsentido, con arrebatos irracionales en los que algún día, incluso invente alguna palabra o término, como hiciera María Dolores de Cospedal (otra gran humorista, con su famoso chiste de "el PP es el partido de los trabajadores") con su "indemnización en diferido" o "simulada" mediante un acuerdo "entre las partes".