Ayer viernes, tras los resultados electorales de los órganos internos municipales de #Podemos, comenzaron a dispararse las acusaciones de "Pucherazo" en las votaciones. Tras 24 horas de comentarios interminables de ciudadanos pidiendo explicaciones, el hashtag "PucherazoPodemos" sigue siendo tendencia en la red social Twitter.

Las acusaciones se basan en que existen algunos municipios, en los que se ha registrado un "mayor número de votos que ciudadanos registrados en la web". Ya se sabía que esto iba a dar de que hablar, pues venimos escuchando desde hace meses que las candidaturas apoyadas por Pablo Iglesias, bajo el eslogan "Claro que Podemos" contaban con más posibilidades de ganar que otras menos conocidas.

Esto no es nada raro, es normal que la gente se deje influenciar por este hecho, más cuando el secretario general ha demostrado ser un intelectual con criterio y no un cabeza hueca cualquiera.

Las explicaciones que se han dado desde la red oficial del partido, todo hay que decirlo, han sido escasas, aunque se basan principalmente en el hecho de que "los datos del censo de inscritos no estaban actualizados" y por tanto, "por eso parece que haya más votos que registros en la web". Desde Podemos han prometido actualizar los datos en la mayor brevedad posible y aseguran que no existe tal fraude, sino que todo se trata de un fallo informático. Lo que sí han admitido es que al menos el caso de Ferrol, en A Coruña, sí presenta serias dudas y que se llevará a cabo una investigación exhaustiva.

Vídeos destacados del día

En mi opinión, no parece probable que desde Podemos, sabiendo que sobre sus cabezas pende una lupa de máxima graduación, hayan optado por manipular alegremente los resultados. Sabiendo además, que en la transparencia se basa toda su credibilidad, no parece probable que esto sea algo intencionado, más bien parece ser el resultado de un sistema de votaciones nuevo, con un sistema informático imperfecto que debe pulirse para que en futuras votaciones esto no vuelva a ocurrir.

En todo caso, desde los grandes partidos deben estar frotándose las manos, pues esto es lo que estaban esperando: una metedura de pata de tal calibre, que haga que el PSOE vuelva a ganar las elecciones; que nos haga olvidar los recortes, las mentiras, la corrupción, el paro, en fin, todo. Ahora al parecer no hay nada peor que un "supuesto pucherazo" en Podemos. Puede que los ciudadanos estuviéramos esperando desesperadamente una buena excusa para no votar a Podemos. Bueno, pues tranquilos, ahora podremos votar al PPSOE de nuevo, sin remordimientos de conciencia. #Pablo Iglesias