Muchas han sido las veces, que la red social Facebook ha amenazado con cambios, y no menos que los ha hecho sin previo aviso. Ahora, y a partir del día 1 de enero de este recién estrenado año, parece que los cambios son algo ya real e irreversible.

Estas modificaciones, si hemos de ser sinceros, son exageradas porque invaden la privacidad absoluta de los usuarios de dicha red social. Poca cosa da la sensación de poder hacer al respecto. O se acatan las nuevas reglas impuestas o desapareceremos del lugar dentro de las redes sociales más usado y frecuentado.

Algunas nuevas normas, como acceder a la información de Facebook a través de Instagram y Whatsapp, no deberían crear grandes complicaciones o trastocar nuestro parecer, pues pertenecen a dicha red y siempre serán nuestros propios datos.

Sin embargo, que algún comentario que hagamos, alguna foto o video que decidamos subir y no compartirlo públicamente, a partir de ahora, y siguiendo el propio y nuevo criterio de dicha red, podrá hacerlo público sin poder nosotros hacer nada para evitarlo.

¿Es una violación? Para mí sí lo es. Una violación a los derechos que tenemos de compartir con quien deseemos, esos momentos propios. ¿Hasta qué punto estamos protegidos dentro de las redes sociales? ¿Hasta donde va a llegar el progreso de las redes y como influirá en nuestras vidas en general?.

No lo sé. Lo que sí puedo asegurar es que como no tengo nada que ocultar, todos estos cambios, personalmente, no me van a influir en demasía a la hora de interactuar en la red de Facebook. Quizá si me prestan atención aprendan algo ellos, como educación, sensibilidad y, sobre todo, a respetar a todo el mundo por igual.

Vídeos destacados del día

Así que le digo al señor Mark Zuckerberg que haga lo que le dé la real gana. De todas maneras ya hace y deshace lo que quiere. Te prepara un video resumen del año, te bloquea sin poder subir videos, te denuncia fotos, y tantas y tantas cosas. Ni su intrusismo ni sus advertencias me harán cambiar mi opinión. Si me interesa seguiré teniendo Facebook, y si no... no... Feliz comienzo de año.