Luis Enrique sigue en "Disneyland", y creo que con la edad que tiene, difícilmente lo podremos traer de vuelta. El entrenador que pensaba revolucionar el Fútbol incorporando un andamio en los entrenamientos, ahora dice, que jugar contra el actual líder de la liga, el Atlético de Madrid, es un partido más. Lo que yo opino con esta misma regla de tres, es que, el penalti que no pitaron a favor de España en el Mundial de 1994 en el que le partieron la nariz al propio Luis Enrique, fue un fallo del árbitro cualquiera, fue uno más. En el fútbol, a diferencia que en "Disneyland", hay que competir, y para competir, hay que estar con ganas, vamos, que hay que estar motivado. Realmente no sé que es lo que les dirá en los entrenamientos, pero si les dice eso, que "es un partido más", seguramente los jugadores tendrán que buscar la motivación en otro lugar. 


Pero claro, la suerte de Luis Enrique, es que tiene un gran equipo a sus órdenes, y por muy mal que lo haga, difícilmente la crisis de este equipo llegará a llevárselo por delante antes de terminar la temporada. Aunque claro, los jugadores tienen calidad, como para que no haya una debacle en el conjunto blaugrana, pero si los jugadores realmente se hartan del técnico, seguramente, no rindan lo que tienen que rendir. Pero hasta en este punto, vuelve a tener suerte el Lucho, que gracias al sistema de canteras del Barça, en el que la mayor parte de la plantilla, vienen de las categorías inferiores. Resultaría tremendamente complicado, que estos jugadores, dejaran de luchar por el equipo que llevan defendiendo desde la infancia. 


Pero pese a esto, hay que recordar que Luis Enrique, con el que parece que peor se lleva en el vestuario, es con Leo Messi, la gran e intocable estrella del equipo azulgrana. Que esta semana ha dejado claro su descontento con el técnico asturiano, pues tras dejarlo sentado en el banquillo, frente a la R. Sociedad, el argentino empezó a seguir al Chelsea por Instagran, equipo con el que se ha empezado a rumorear una posible marcha del astro de Rosario. 


Como he dicho al principio, a Luis Enrique, de Disneyland no lo podemos sacar, sobre todo por la edad que tiene, pero del Barça sí, y quien termine haciéndolo, no será otro que, quien más manda aquel lugar: Leo Messi.