Qué tiene Venezuela, que desde que Hugo Chávez empezara a hacer política allí, parece que no exista otro país en el mundo donde haya pobreza y violencia. Pero realmente, fue en México donde desaparecieron 43 estudiantes, o es en España donde hay un 24% de paro o donde los desahucios han crecido un 7,3% en el último año. También es, en España, donde se ha aprobado la Ley mordaza. 


Desde que murió Chávez, estas acusaciones al país sudamericano, nada más se han hecho crecer. Y ahora, con la irrupción de Podemos, estos ataques al país de Bolívar se han incrementado. Esto se debe a las relaciones, en el pasado entre alguno de los integrantes de la joven formación política con el gobierno de Hugo Chávez.

Los ataques a Venezuela realmente se hacen, no porque les importe lo que pasa allí, sino porque así creen que conseguirán debilitar la creciente confianza que los ciudadanos están depositando en Podemos. Realmente esto ya es una vergüenza a nivel moral, pues juegan con el "sufrimiento" (el de los venezolanos) para arañar votos, la misma estrategia que hacían con ETA. 


El problema es que últimamente esa estrategia ya no tenía credibilidad, vamos, que por más que Rafael Hernando y compañía lo repitieran de todas las formas posibles, parece no tener efecto. 
Pues bien, ayer 'La Sexta Noche' trajo un invitado venezolano a su plató, Boris Izaguirre predicó a España. Y la verdad, no sé qué harán la semana que viene, o la siguiente, vamos, que no se sí llevarán a un Chavista, porque Boris no puede ser alguien con el que podamos hacernos una imagen objetiva de Venezuela, pues se trata de un conocido antichavista. Eso es como si para hablar en el Congo, del gobierno de Zapatero, llevásemos a Germann Tertsch... todo muy objetivo. 


Y es que no hace falta ser muy listo para darse cuenta que ayer Boris hizo propaganda. En primer lugar, afirmó que "odiaba a quien opina fuera del país", sin embargo, después de aclarar que lleva 22 años fuera de Venezuela, se despachó a gusto, en contra del gobierno de su país. Habló de los errores de Chávez: cerró una cadena de Televisión; presionaba a algunos periodistas; afirmó que un programa como "La Sexta Noche", allí no se podría emitir, pues sería censurado. Se nota que Boris, aparte de los 22 años fuera de Venezuela, también lleva otros muchos fuera de España, pues parece que no se acuerda de la portada censurada a la revista satírica "El jueves" , o del despido de "Anita Pastor" de TVE o de la actual programación de Canal Nou. Pero pese a la crítica al gobierno bolivariano de Venezuela, también tuvo críticas para la oposición de su país, de la que dijo, cometió "gravísimos errores", eso sí, pese a ser gravísimos, no quiso detallar ninguno, vaya a ser que de saberse estos "gravisismos errores", resulte que realmente los violentos no son los bolivarianos, así que mejor, dejarlo en eso: "gravísimos errores". No obstante en el plató se encontraba Juan Carlos Monedero, quien defendió al gobierno de Chávez, alegando la alfabetización que este llevó a Venezuela, y la sanidad, de la que carecían los más humildes. Boris a estas afirmaciones, respondió positivamente, recalcando que fueron buenas acciones. 
Si la intención de "La Sexta Noche" es que nos enteremos de la política venezolana, sería bueno que llevara también a algún simpatizante del gobierno. Ahora, si lo que quieren es propaganda contra Podemos, no hace falta llevar a nadie más, bueno sí, tal vez a Henrique Capriles.