En 1860 hubo un enfrentamiento entre cristianos y musulmanes, tropas francesas llegaron a proteger a los cristianos. Cuando la Primera Guerra Mundial terminó, Francia se quedo allí hasta que se constituyó como un Estado, en 1946. En 1958 vuelve a estallar la guerrilla entre cristianos y musulmanes, en ésta ocasión las tropas norteamericanas llegaron a Beirut. En 1975 las fuerzas cristianas atacan las guerrillas palestinas que se habían instalado en Beirut, (la OLP, con Yasir Arafat al frente) y en esta ocasión es la Liga Árabe que manda 30 mil soldados al país.

Entre todo este caos, el ejército israelí, ocupa el sur del Líbano, es 1978.

En ese conflicto interviene las Naciones Unidas que envía una fuerza multinacional, los FINUL. En 1982, Israel vuelve a invadir la zona musulmana de Beirut Oeste, e intervienen fuerzas estadounidenses, italianas y francesas. Por propia decisión Israel se retira, pero dejando en claro que la organización Hezbolá, un ejército islamita, entrenado y organizado por Irán, se mantuviera alejado de las fronteras. Israel siempre quiso al Líbano como un estado satélite suyo. Sin embargo y luego de retirarse Israel, no se estabilizó la zona, ni hubo paz, aunque ha conseguido con cierta dificultad mantenerse estable.

Lo que sigue sucediendo es que ocasionalmente Hizbolá, lanza un misil o hace algún ataque terrorista a Israel y estos responden con las feroces características que vemos desde éste lado del mundo, y desde éste lado del televisor.

Vídeos destacados del día

La Fuerza Provisional de las Naciones Unidas para el Líbano (FPNUL), tiene desplegados 12.235 soldados pertenecientes a 30 países. Con el cabo Francisco Javier Soria Toledo, asesinado por un de los misiles israelita (de un total de 30 que lanzaron), éste miércoles, ya han muerto trece soldados españoles en esa guerra que no termina nunca.

Es un conflicto que lo vemos lejano, inexplorado, ininteligible para los que estamos lejos, sólo cuando ocurre un asesinato de un compatriota nos preocupamos, y sentimos con dolor la tragedia de esta muerte. Mi curiosidad quiso ir más allá y saber la historia del Líbano. Busqué información por Internet y desde varios puntos de vista. Hizbolá tiene una gran presencia y una grandísima influencia en el gobierno y he visto como los mismos libaneses justifican a Hizbolá para mantener las zonas del sur del país en calma.

Consideran que es una necesidad en el equilibrio de la frontera con Israel, que si actúan con violencia es porque han sido provocados desde el país vecino. Sin embargo, este trabajo debe ser realizado por las fuerzas de Armadas del Estado, nunca por una milicia extremadamente peligrosa, que está catalogada internacionalmente como una organización terrorista, es algo muy serio. Los cascos azules están haciendo una excelente labor manteniendo la paz, consiguiendo que no sea una guerra abierta como lo ha sido en otras épocas, pero ¿Cuántos años más se necesitará? Y lo peor ¿Cuántos muertos más?