Vivimos en tiempos de crisis, de austeridad, donde el paro es una lacra, donde los políticos hacen lo que quieren, nos roban, nos mienten, y nos olvidamos de lo que realmente importa y que hacen que uno al leer la historia, al menos, recapacite de que los españoles somos gente solidaria a pesar de que por culpa de unos pocos, parezcamos lo contrario.

Vayamos al tema, hace unas semanas salió la noticia de que una señora mayor de mas de 80 años iba a ser desahuciada de su hogar, lo cual en este país últimamente no es noticia, pero si lo es que un club de primera división hubiera decidido ayudarle en la medida de lo posible, ese club es el Rayo Vallecano.

Las circunstancias de la vida habían llevado a esta señora, de nombre Carmen Martínez, a estar al abismo de tener que abandonar su piso y ser embargada por unas deudas que no le pertenecían a ella directamente, sino a su hijo. Esto llevo a este club de fútbol, y sobre todo a su entrenador Paco Jemez, a involucrarse en el caso de esta señora, lo cual revolucionó de cierta manera su vida ya que gracias a la solidaridad de este club la señora ha podido saldar su deuda.

Lo bonito de la historia viene ahora, el club recaudó unos 21.000 euros en un partido disputado en Vallecas, dinero suficiente para cubrir las necesidades de esta señora, lo cual agradeció de todo corazón, pero ella se había enterado de que había un ex-jugador del Rayo Vallecano ingresado en un hospital por culpa de un cáncer.

Vídeos destacados del día

¿Que hizo Doña Carmen? Simplemente se quedo con lo necesario para ella y el resto lo donó a este ex-jugador, llamado Wilfred (jugó desde 1990-1996 en el club madrileño), cuyo deseo es que sus hijos puedan venir a visitarle ante el posible fatídico desenlace debido a la gravedad de la enfermedad que este padece.

Uno se da cuenta de que en España hay gente buena, no importa su condición, sea rico, pobre, pero las hay, y el gesto de esta señora me hace creer en la humanidad en las personas, si no nos ayudamos entre nosotros, acabaremos matándonos.