Qué puede necesitar un pueblo de Navarra con 2000 habitantes, se puede discutir. Lo que sí es seguro, es que necesita un sitio donde educar a los niños, es decir, una escuela. Por supuesto imprescindible es que los ciudadanos puedan controlar su salud; además, seguramente ese pueblo tendrá una población de avanzada edad, que necesita más atención médica y que seguramente no puede desplazarse fácilmente. 


Si os digo el nombre del pueblo, y las infraestructuras que tiene o no tiene, sería más fácil saber qué es lo que se necesita allí. Pues bien, el pueblo en cuestión es Fitero, en la merindad de Tudela, y no hay ni tan siquiera un consultorio médico, pues cuando el Ayuntamiento cedió un antiguo cuartel de la Guardia Civil al Gobierno de Navarra, para la construcción de la instalación sanitaria, el proyecto que quedó paralizado por falta de fondos. 

En dicho pueblo nació el Ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz y no solo nació allí, sino que también va a veranear con todo su clan, diez hermanos. Dicho esto, parece ser que Jorge Fernádez Díaz, se ha hecho eco de este asunto y ha puesto remedio de inmediato. Y es que no ha tardado en volver a darle uso al antiguo edificio de la Guardia Civil, eso sí, de consultorio nada, lo que parece ser que más necesita ese pueblo de 2000 habitantes, es ni más ni menos, que un cuartel de la Guardia Civil con 15 agentes, construcción que supondrá un coste de 2 millones de euros, para lo que sí hay fondos. 



Seguramente así a primera vista, podrá parecer un exceso, pero nada más lejos de la verdad, pues a bien seguro, el Ministro, cada vez que vuelve en vacaciones, se encontrará que en su casa de campo, igual le han robado algún farolillo y él no necesita un médico en su pueblo, porque ya tiene uno privado que lo mantiene en muy buena salud. ¿Y los habitantes del pueblo? bueno, ellos quizás sí necesitan el consultorio, pero a estas alturas, sinceramente, ¿todavía hay alguien que crea que este Gobierno del PP trabaja para los ciudadanos?