El ex ministro de Justicia, el socialista Juan Fernando López Aguilar, uno de los creadores de la ley de Violencia de género, recibió el pasado 10 de enero una denuncia de su hijastro por malos tratos físicos a su madre por parte del político socialista. Posteriormente fue retirada, aunque en las declaraciones de la señora, dice que hay discusiones y gritos constantes.

El hijastro, de 30 años, afirmó que una amiga de su madre le oyó decir "gorda, que no vales para nada y has arruinado mi vida", y que en tres oportunidades había sido agredida, pero que ella lo disfrazaba como accidentes hogareños. Apenas lo supo, concurrió a la Policía de Las Palmas de Gran Canaria, relatando los hechos.

Al día siguiente, madre e hijo, fueron a declarar diciendo que todo fue una mala interpretación. El hijastro, un conocido actor llamado Gorka de la Nuez, admitió que ni siquiera se encontraba en el lugar de los hechos que denunciaba y retiraba la denuncia pocas horas después de interponerla, al reconocer que no fue testigo de los hechos y en cuanto la propia persona presuntamente afectada le manifestara que estaba ante un gran error.

La falsedad ha sido, por tanto, categóricamente acreditada en la primera diligencia policial tanto por la persona presuntamente afectada como por otra persona que se declaró como testigo por encontrarse en el domicilio durante la jornada, atestiguando que Lopez Aguilar no se encontraba durante todo ese día en el lugar de los hechos denunciados. La diligencia policial acreditó que todas las personas reconocieron que todos los hechos referidos en la denuncia son falsos, además de injuriosos.

Vídeos destacados del día

 

La ley de violencia de género tiene detractores y defensores. Los hombres que han sido denunciados, dicen que la inmediatez con que se ejecuta, la indefensión en la que quedan y el estigma que les provoca por mucho tiempo, es terrible para sus vidas, puesto que hay una gran cantidad de denuncias falsas. Por otro lado, las mujeres maltratadas están tranquilas con ésta ley pues protege a los más débiles.