El Valle de los Caídos cumple 75 años este año desde que comenzasen las obras y cumplirá este año también 40 desde que yace en su interior la tumba del dictador Francisco Franco enterrado allí en 1975.

Este monumento pertenece a Patrimonio Nacional y sigue estando entre los más visitados, incluso aunque luche con una falta total de promoción causa curiosidad entre españoles que quieren visitarlo y extranjeros que no dudan en acompañar a su visita al Monasterio de San Lorenzo del Escorial para ver la mole que fue construida como homenaje a los caídos en la cruenta Guerra Civil Española.

240.837 personas visitaron el Valle de los Caídos en 2014, unas cifras considerables que lo alzan al cuarto lugar de Patrimonio Nacional, después del Palacio Real , el Monasterio del Escorial y el Palacio de Aranjuez.

Pese a este número de visitantes, ni el gobierno actual del Partido Popular, ni el Partido Socialista han dado un paso hacia delante en busca de un proyecto que intente hacer algo con un monumento que cuenta con gran potencial turístico, ya tiene un buen número de visitas sin promoción alguna, y que debería utilizarse, al menos para ser de una vez por todas un sitio de reconciliación y no una "patata caliente" que nadie quiere tocar.

Los años de la Guerra Civil quedan ya lejos e incluso cada vez más los de la transición, sin embargo seguimos viviendo en un país que se vanagloria de una transición en la que con la perspectiva que dan los años, se ha basado más en el silencio y en dejar pasar el tiempo, que en afrontar la realidad. ¿Qué sabemos los que estudiamos en EGB de la Guerra Civil? ¿y los niños de ahora?, poca cosa...

Vídeos destacados del día

Tanto los de un lado como los de otro siguen estando presentes, y a la vez siguen siendo parte de un problema no resuelto. Deberíamos aprender a aceptar el pasado e intentar utilizar los monumentos para cuidarlos, ahí están las denuncias de la Asociación en Defensa del Valle de los Caídos, y así reformular su misión.

Queda para el debate si las tumbas de Franco y Primo de Rivera deberían de abandonar el Valle y como se podría reconducir el monumento para que sirva como verdadero testimonio de lo que nunca debe volver a pasar. En Rumanía no han tirado "La Casa del Pueblo" de Ceaucescu y le han dado uso, pese a los muertos que hubo a causa de la megalomanía del dictador.