Falta de sentido común y barbarie son los adjetivos más utilizados para describir la  acción tan aberrante. Hace unos días Facu Díaz, humorista afín al de la coleta escribió en su tuiter: 'Hay una cosa del tuiter que mola bastante. El tuiter que veréis a continuación es una barbaridad', después envió el siguiente mensaje: 'España debe  dar un  paso al frente y empezar a encarcelar periodistas de derechas'. Al rato añadió:  'Dentro de un rato empezarán a circular capturas por las  redes de ese tuit y se convertirá en "lo que dice Podemos"'. Y así se fue, en Internet corrió la noticia de que si gobernaban encarcelarían a los  periodistas con  ideas de derechas, hasta el punto que alguno se sintió aludido y no tardó en hacer el ridículo y publicando cuáles eran los planes de Pablo Iglesias cuando gobierne.

Ahora ha tocado alertar  a la sociedad del peligrosísimo grupo Podemos por la respuesta dada por la secretaria de Podemos Sevilla, Begoña Gutiérrez en una entrevista en que es preguntada qué pasará con la Semana Santa si llega a la alcaldía, la respuesta: 'En Podemos todo es decidido por los ciudadanos,en caso de que se llegara a plantear esa cuestión serían ellos quienes lo decidirían', después añade que 'la Semana Santa es una tradición arraigada y formará parte de la cultura mientras la ciudadanía así lo quiera'.

Begoña Gutiérrez ha sido la nueva víctima utilizada por la casta para crear confusión y polémica en  torno a Podemos. Esta respuesta ha sido suficiente para que se hermanen Psoe y PP Sevilla con el alcalde Juan Ignacio Zoido incluido para una vez más sin conseguirlo aterrar a la gente de los planes de Podemos, hasta la presidenta de la Junta de Andalucía ha arengado, todos los políticos han tenido que dejar de lado por un rato su dura labor de buscar soluciones al paro y a la corrupción para informar que desde Podemos  han anunciado que van a prohibir la Semana Santa.

Vídeos destacados del día

Las cadenas de tv y radio de los obispos, la prensa de derechas, todos los medios a las  órdenes de los gobernantes han difundido tanto como su esfuerzo les permite semejante barbarie.

Hacen dos cosas a la vez, hablan y mienten. Venden humo de bengala mojada para crear confusión. Hasta mi madre mientras hacía sopaipas me preguntó si querían  quitar la Semana Santa, al menos ella preguntó, porque no se cree lo primero que escucha como hacen los que los políticos tienen idiotizados y no ven más de lo que le cuentan sus políticos de partidos corruptos. El problema de los que mandan es que cada vez tienen menos borregos a los que dirigirse y poder mentir. Que no vistan al nazareno este año de morado, que se les hace de Podemos.