Publicidad
Publicidad

El partido de Podemos pretende suprimir la Semana Santa en Sevilla. Las hermandades y la ciudadanía le han dicho, que cómo es posible. En Sevilla, con estas medidas, seguro que Podemos no gana. El respeto a las tradiciones y a la cultura de los pasos de Semana Santa llevan muchísimos años celebrándose y no van a dejar de existir los pasos de toda la vida.

El respeto a la religión católica o a la religión islamista o la judía es elemental de todo ser humano. Lleva en él la búsqueda de la verdad y cada hombre debe buscar con su razón y con su fe la religión verdadera.

Los atentados de Paris son aborrecibles y no tienen justificación. Pero también deben los periodistas no blasfemar y no bromear con las religiones, aunque la libertad de expresión también tiene limites.

Publicidad

Puede ofender a personas concretas, porque la sensibilidad de cada ser humano es distinta. Si uno se siente ofendido, hay medios judiciales para defender el honor, la propia imagen o la libertad de las conciencias. Pero no matar.

La violencia engendra más violencia. Yo apuesto por el respeto a todas las religiones y qué cada individuo busque la verdad dónde crea que está. Con los medios de comunicación e internet uno se puede informar de las distintas religiones y con libertad adherirse a la que crea mejor.

Ya que existe libertad de expresión hasta que ofenda a otra persona, uno puede opinar de todo, pero no puede por sentirse ofendido y por ello asesinar a sangre fría. Puede interponer acciones contra esos periodistas y conseguir el respeto por su religión de manera pacífica.

Publicidad
Vídeos destacados del día

Hablando de Podemos, ellos también tienen que respetar las tradiciones de la religión católica, aunque vaya contra su ideología y dejar hacer a los católicos los pasos de Semana Santa sin imponer su manera de ver. Deben respetar, igual que los demás respetemos que no creen en ninguna religión, y quieren quitarnos las tradiciones que no hacen mal a nadie, ni ofende a nadie. La cultura católica cuenta con muchísimos años y ahora pretenden los de Podemos borrar esta tradición tan querida en Andalucía.