Ante la noticia de que la popular serie de dibujos animada Los Simpson, del creador Matt Groening, estrenará el 11 de enero un capítulo inédito que permaneció "congelado" 25 años no puedo más que regocijarme por saber cuál será el argumento de éste. Y, a pesar de que se ha adelantado cuál es el tema principal, nunca será lo mismo conocer una reseña que el capítulo completo.

Luego de esta grata nueva para quienes somos aficionados o amantes de esta serie de dibujos animados que parodia el estilo de vida norteamericano y a muchos políticos, artistas y famosos, recuerdo, por otra parte, mi pasión por analizar el discurso que se encuentra como trasfondo en la serie.

Recuerdo asimismo uno de los capítulos que hace referencia a la política y, a este propósito no puedo más que revelar mi sorpresa por la casi aparente casualidad de haber visto recientemente, como lo hace todo fan de la serie, un capítulo que parodia, dentro de las muchas alusiones, la política de Corea del Norte.

Es, sin embargo, hasta cierto punto increíble que por esta razón recientemente haya habido una serie de declaraciones entre los gobiernos de Estados Unidos y Corea del Norte, en el entendido de que no es la primera vez que una serie o película norteamericana hace una burla de la forma de #Gobierno del país asiático. Véase, por ejemplo, el primer capítulo de la temporada 23, en la que hay una referencia al régimen norcoreano, naturalmente sutilmente abordado gracias al muy particular sentido del humor que caracteriza a esta serie de dibujos.

Vídeos destacados del día

En el capítulo se puede apreciar a Homero que llega a trabajar a la planta nuclear de Springfield en un día como cualquier otro, pero en la entrada de la planta se encuentra con un nuevo empleado, un guardia de seguridad llamado Wayne que parece ser un tipo huraño y poco sociable que rechaza saludar a Homero como acostumbraba hacerlo con el anterior guardia a quien ha sustituido Wayne. Pues bien, sucede que este Wayne, en efecto, es un tipo rudo que recibió entrenamiento especializado y ha luchado contra regímenes autoritarios y mafiosos. En una parte del capítulo se representa a Wayne capturado por norcoreanos que lo obligaron a componer una cantata para una obra de teatro musical en honor de uno de los líderes del régimen norcoreano. Una escena realmente hilarante.

Pero, sea como sea el medio en que se difunda la crítica y la burla al régimen que caracteriza a Norcorea, al no ser la primera vez que se realiza una parodia de esta naturaleza puede pensarse que el actual conflicto entre ambas naciones solo parece ser un pretexto para manifestar lo que desde hace tiempo se ha dado a conocer con las declaraciones y la muestra del músculo militar: el repudio mutuo o la falta de comprensión entre ellos. Algo que, naturalmente, aprovechan muy bien los caricaturistas y son material más que suficiente para muchas parodias políticas. #Series