En posesión del título de la mujer más sexy del universo, Cristina Pedroche ha conseguido encandilar al público en este año 2014. Y es que su personalidad, natural, fresca y con más desparpajo, incluso, que Belén Esteban, ha resultado imposible de superar. Pero no sólo son éstas las virtudes que la han convertido en la mujer más querida del año, pues Cristina se mueve con la misma soltura por diferentes medios, #Televisión, radio, cine. Ya es un mérito conseguir ser la mujer más sexy del universo, si contamos con que la joven madrileña se ve obligada a llevar ropa de alta etiqueta y maquillaje profesional, pero pese a esto Cristina es capaz de sacar su naturalidad para que no se noten estos artefactos, que no consiguen esconder el auténtico talento de la joven madrileña.

Y es que si Cristina Pedroche estuviera fregando escaleras por 3 euros la hora sería la mujer más atractiva del "multiverso", si cabe. Pues sí, ahora resulta natural con ese maquillaje y esa ropa, tan artificial, imaginárosla con el moño, la bata y dándole a la fregona con ese desparpajo y naturalidad que demuestra. Sin lugar a dudas sería mucho más natural, si eso es posible.

Pero todavía podría llegar a ser más natural, imaginárosla -ahora que estamos en temporada- cogiendo aceitunas, con las pecheras llenas de barro, eso sí, con un abrigo roto, "anti-lujuria", una gorra de Campofrío y unas ásperas manos con las que acariciarnos el lomo. Eso sí sería una chica natural, de darse este caso, no dudo de que Cristina Pedroche sería incluso más natural que la Cristina "fregasuelos".

Vídeos destacados del día

Pero pese a que estamos atravesando una crisis galopante en la que degradación profesional nos lleva a casos en los que un ingeniero informático puede servirnos una cerveza en la barra de un bar, no creo que llegue a darse el caso en el que veamos a Cristina pudiendo desplegar toda su naturalidad, por lo que tendremos que conformarnos con la Cristina "diva" una lástima teniendo en cuenta el potencial de esta chica, en cuanto a derroche de naturalidad y frescura se refiere.