Como olvidar el acto llevado a cabo hace escasamente unas semanas por el equipo de #Fútbol del Rayo Vallecano hacia una abuelita que iba a ser desahuciada. Todos tenemos en la retina, ese momento trágico que nos conmocionó a todos, cuando esta señora Carmen, del barrio de Vallecas en Madrid, estaba a punto de perder su casa a sus 85 años y tras cinco décadas viviendo en ella. Ama de casa, y limpiadora de domicilios para sacarse un dinero, junto a su nieto, movilizaron para evitar el hecho, mar y tierra. Pero sin resultados. El Rayo Vallecano, conmovido ante estos hechos, recaudaron de sus sueldos un capital que, desinteresadamente, entregaron a la anciana. la cual, nos ha sorprendido con un gesto de generosidad, que la honra y que muchos deberíamos seguir como ejemplo. 

Dentro de sus dificultades, la buena abuelita ha cedido parte de ese dinero, destinado a ella y a poder conservar su vivienda, a un exjugador del Rayo, enfermo de cáncer. La cantidad que le ha entregado es de 21.000 euros. Como si de una cadena de favores se tratara, esta pobre señora, con su generosidad, va a conseguir que la familia del exjugador nigeriano Wilfred Agbonavbare, portero del Rayo Vallecano cuando el equipo gozaba de gloria con grandes enfrentamientos con los grandes como el Barcelona o el Real Madrid, pueda pasar sus últimos momentos junto a los suyos, pues el dinero cedido, servirá para que la familia viaje a España, a Madrid, en estos difíciles momentos que atraviesa y que poca solución tienen ya.

La anciana, asegura, que todos debemos hacer cosas buenas. Ella que se vio en su situación, tras avalar a su hijo, consecuencia que le llevaba a perder su hogar, ahora, quiere compartir con esta persona, parte de lo suyo, intentando hacerle lo que le quede de vida, mas fácil y llevadera. ¡Cuanto tenemos que aprender! Primero el acto desinteresado del Rayo Vallecano con esta abuela y ahora sumar el acto piadoso de ella para con otro.  ¡Viva la gente buena! Que, aunque escasa, siempre queda en algún lugar. #Desahucios