En el Partido Popular, deberían comer más rabo de pasas, sí, por eso de que son buenos para la memoria. Y no lo digo porque, no se acuerden de su pasado más lejano, en el que un Ministro del Dictador Francisco Franco fundará el partido, no es por eso, sino porque ya no se acuerdan, ni de lo que decían hace un mes escaso, sí, me refiero a la "regeneración democrática".



Y es que no hace mucho, sólo se hablaba de esto, la regeneración democrática, estaba en boca de todos. Es normal que esto sucediera, pues con la irrupción de Podemos, y su nueva forma de hacer política, era un cambio que había que afrontar sí se pretende volver a ganar la confianza de los votantes, que hoy, poco confían en los políticos.

El PSOE, sin lugar a dudas, ha hecho algo en este sentido, aunque muchos hablan de que solamente ha sido un retoque en la "fachada", ya que en las formas singuen siendo igual. No obstante, algo han hecho, e incluso, les ha dado resultado y han conseguido ascender unos puntos en las encuestas realizadas, desde el "cambio". Pero el Partido Popular, no ha cambiado en nada, bueno salvo cuando se han visto obligados, porque alguien entre en la cárcel, como Granados, en ese caso si hacen cambios.



Pero es que, desde las famosas entrevistas que empezara a hacer Esperanza Aguirre, para futuros alcaldes del PP, poco ha cambiado en el partido que gobierna, y los cambios que ha habido, son de cara, porque en las formas, se han radicalizado hacia la derecha, sí, todavía más. Pues que se puede decir, del fichaje de Rafael Hernando como portavoz, alguien que se podría tachar de un radical, que siempre busca bajar el debate político, al amarillismo.

Vídeos destacados del día

O el nombramiento del nuevo Ministro de Sanidad, Alfonso Alonso que declaró recientemente, en referencia al caso de la medicación de hepatitis C que, "los políticos no iban a recetar el medicamento", mientras en las calles, los enfermos de esta enfermedad mortal, se quejaban de que no les llegaban los medicamentos ya recetados.

Lo último que han hecho en cuanto a la regeneración democrática, ha sido nombrar a Carlos Floriano jefe de campaña electoral, sí, al de los "4000 puestos de trabajo, ahí, al peso". Con esto está claro que el Partido Popular, se ha tomado muy en serio esto de la "regeneración democrática".