Varios supuestos miembros del grupo Anonymous, en tanto que todos ellos ocultan sus identidades tras la máscara del conocido personaje creado por Alan Moore, V de Vendetta, han manifestado en YouTube su repulsa hacia el atentado sucedido el miércoles contra la revista Charlie Hebdo en el país galo.

En la red es posible encontrar activistas del conocido equipo de hackers prometiendo que atacarán y cerrarán cada uno de los sitios web de los grupos terroristas pertenecientes a la Yihad. Bajo el hashtag #CharlieHebdo encontramos muchos de ellos advirtiendo que es deber de todos el de reaccionar para no dejar impunes este tipo de actos.

La organización ya ha solicitado ayuda colectiva publicando una serie de cuentas en Twitter con aquellas supuestamente relacionadas para comenzar a bloquearlas. Vemos como la polémica y aclamada organización, más polémica por parte de la clase política y más aclamada por indignados, en su mayoría jóvenes, por su afinidad a este tipo de medios, que defienden la libertad de expresión y el denominado quinto poder, se une paralelamente a las redes de policía informática en una lucha que nos concierne a todos.

El 9 de diciembre de 2010 Twitter canceló la cuenta de Anonymous y Facebook eliminó más tarde la página de Operation Payback en lo que ya se considera por parte de miembros de Anonymous una guerra digital para proteger la libertad de información.

Recordemos que los supuestos miembros de Anonymous, a quienes les ha valido el sobrenombre de "hacktivistas", han sido protagonistas de hazañas como la respuesta al cierre de Megaupload, un hackeo masivo contra diversas webs gubernamentales y de la industria discográfica norteamericana.

Vídeos destacados del día

Con más de 27.000 ordenadores implicados y cerca de 10.000 personas tras ellos, constituyendo el mayor ataque informático que recordamos.

¿Resultarán más efectivas en esta nueva guerra digital las autoridades competentes o la organización de las máscaras? Lo que está claro, es que todos nos estamos en la misma trinchera.