Los medios de comunicación internacionales hablan de la celebración solemne del 70 aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz, con la presencia de líderes mundiales en aquel siniestro lugar, y medios como Radio France han rendido homenaje a la memoria de los millones de asesinados judíos, con una programación especial, un emotivo discurso de François Hollande y expertos hablando sobre el tema. En cambio, los medios españoles sólo informaron puntualmente y como si fuera cuota u obligación.

En el programa "El Intermedio" de La Sexta, Gonzo entrevistó a dos supervivientes de aquel terrible lugar y que casi tienen 90 años. Contaban lo que ya conocemos sobre aquella época, las atrocidades que sufrieron y que denigran la condición humana, contadas con una sinceridad que hace que no debamos dudar de ellos, al contrario de lo que hacen los declarados neonazis, que siempre califican de mentira, de fantasía o pura calumnia el Holocausto.

Los testigos que aún están vivos dicen que aquello que siempre se habló de que Franco ayudó a los judíos españoles a salvarse de las cámaras de gas es mentira. Libros sobre el tema muestran documentación inédita, al menos entre nosotros, que dice claramente que si él salvó a judíos fue a muy pocos, y que tuvieran origen español o sefardí, y por presiones internacionales.

Acabada la guerra y con la creación del Estado de Israel en 1948, Franco se negó a reconocerlo ni a tener relaciones diplomáticas con ellos, quizá por sus buenas relaciones con el mundo árabe (Marruecos aún era española y lo fue hasta su independencia en 1956, aparte que aún mantenía su famosa "escolta mora"). Y sin olvidar su famosa frase de "El complot judeo-masónico", ya que recordaba que los judíos apoyaron a la Segunda República española, y por supuesto él y su mujer Carmen mantenían prejuicios ante todo lo que fuera judío, sobre todo cuando oían hablar de la Inquisición española, cuyas denuncias por parte de judíos de cualquier parte del mundo contra ella consideraban calumnias y "leyenda negra". Además, para justificar la expulsión de los judíos en el siglo XV, en muchos libros de texto franquistas se recordaba "La codicia y acumulación de riquezas" de los judíos españoles de la época.

Vídeos destacados del día

Quizá para quedar bien, desde el final de la II Guerra Mundial, la dictadura permitía el estreno en España de películas extranjeras con un claro mensaje projudío e incluso hablando claro de las atrocidades nazis, pero si aludían a España, la censura ordenaba a los encargados de los doblajes de películas que cambiaran esa parte del diálogo. Famoso es lo de "Casablanca", en donde se cambió que Rick Baines (Humphrey Bogart) combatió con los republicanos españoles en la Guerra Civil por que luchó contra la anexión de Austria por los nazis. Años después, nuevos doblajes tradujeron correctamente aquellas películas y mostraron aquellos matices.

Como he dicho antes, Israel nunca fue reconocido como Estado por Franco, y no fue hasta 1986 con Felipe González, algo que el mundo entero agradeció y convirtió en acontecimiento insólito, quizá por que aún no se lo creían, ya que diarios como "The Washington Post", siempre projudío, denunciaba esa postura por parte de España de ir al revés que el resto de Europa.

Como aún hay algunos que dudan de que ocurriera el Holocausto, es una falta de respeto a las víctimas, y no debemos nunca olvidar esto, igual que no olvidamos otro holocausto más reciente, el de Bosnia-Herzegovina.