La nueva y tan anunciada serie de Cuatro, "Gym Tony", ha dejado indiferente a más de un espectador que esperaba, tras tanta publicidad sobre ella, quizás algo o mucho más.

Con el reparto con el que cuenta, esperábamos unos buenos golpes. Pero, después de ver su primer capítulo, he de decir que, o los guionistas se esfuerzan algo más para buscar otras situaciones y diálogos, o esta serie se verá al filo del abismo y, como muchas otras, con más pena que gloria.

Los personajes están muy vistos; el dueño del local histérico, la recepcionista que se entera de todo, la pija tonta y el musculitos que no se entera de nada, hacen de esta serie un compendio de personajes más que sobreexplotados en la pequeña pantalla.

Acostumbrados a que, en los ultimos años la ficción española nos regale buenas #Series, siempre cabe sitio para una comedia de esas que las ves venir desde el minuto cero y de las que la mayoría de espectadores está saturado. Aunque también puede que la franja horaria en la que se emite sea un hándicap para este programa, no creo, sinceramente, que tenga mucho recorrido en nuestras pantallas. Y mucho menos que pueda competir con otras series de ficción ya veteranas, que arrastran a un gran número de seguidores. Adeptos que esperan con impaciencia el día de la semana para ver y disfrutar con las venturas y desventuras de sus personajes preferidos.

Creo sinceramente que sus actores, algunos reconocidos por otros trabajos en series, merecen interpretar personajes e historias más trabajadas y con más chispa.

Vídeos destacados del día

Tampoco veo acertado que en un mismo capítulo, cada vez que quieren presentar una nueva historia, pongan un encabezamiento y título a la misma. Lo veo un poco desfasado y fuera de lugar.

La comedia es una de las cosas mas difíciles de hacer e interpretar; en eso estoy totalmente de acuerdo. Pero caer en los mismos estereotipos de personajes, siempre es un suicidio premeditado.

Sólo espero que en próximas entregas, esta serie dé un giro y que podamos recrearnos y disfrutar de unas buenas risas y carcajadas; no esas risas enlatadas con las que pretenden arrastrar al espectador.

#Televisión