Tecnología, perseguida por cualquier persona, ya sea en forma de ordenador, teléfono móvil, televisiones... Sea cual sea la visión de la persona acerca de la tecnología, a grades rasgos es aceptada y demandada por toda la población. Incluso en los países menos desarrollados existe demanda de esta tecnología, cosa que en principio parece impensable pero si reflexionamos no es tan disparatado. Nuestra sociedad es tecnodependiente, para realizar cualquier tarea o actividad la necesitamos en algún momento del proceso. Y es ahí donde debemos reflexionar.

Cuando la tecnología llega al punto de incluso sustituir a personas, llega el momento en que la gente se empiece a cuestionar sus límites, es decir, su uso para industria se entiende si lo observamos desde el punto de vista de que ahorra energías y calidad laboral para los trabajadores de una industria.

No obstante, ahora es necesario pensar si esto se realiza pensando en sus trabajadores o se piensa en una eficiencia en su producción, y creo que queda bastante claro la visión de los empresarios acerca de para qué quieren estos avances tecnológicos.

Aunque no solo se debe extrapolar al ámbito laboral, los avances se encuentran también en la sociedad en forma de accesorios que fomentan la sedentarización de la sociedad, ya sea con teléfonos móviles o cualquier objeto con acceso a Internet. Y esto, a parte de la sedentarización que he comentado anteriormente, se produce una tremenda insensibilidad de la sociedad que hace que lo tanto que se reclaman los sentimientos y la inculcación de valores en las personas, ya sea dentro del sistema laboral o educativo.

Quizá llega el momento de pensar hasta que punto y a que velocidad se debe introducir la tecnología en nuestra sociedad, y si esta provoca efectos positivos o negativos en las personas.

Vídeos destacados del día

No debemos cerrarnos en una sociedad sin avances, eso está claro, no obstante debemos saber hacia donde estamos viajando, y que estos avances no provoquen un paso atrás en aquello que nos ha costados tantos años conseguir, la socialización de las personas.