De nuevo, las letras se tiñen de luto. El escritor, presentador, columnista y fundador y editor de la editorial Barril & Barral, Joan Barril, nos dejaba huérfanos en el difícil mundo de la palabra.

Este catalán de pro nos abandonaba la madrugada del sábado, tras ingresar en el mes de octubre en el hospital Clinic de Barcelona, aquejado de una neumonía, que desembocó en este penoso final por complicaciones.
En sus columnas, plasmaba como nadie la actualidad, y nos empujaba a disfrutar de los placeres del día a día.
Puro positivismo y ganador de innumerables premios, participó en varios campos dentro de la comunicación, aunque su verdadera pasión fue la literatura. Periodista, comunicador incansable y polifacético, gustaba de usar la sátira sobre la actualidad del mundo desde un punto de vista suyo muy particular.
Algunas de sus participaciones en los medios se dieron en el "Café de la República", donde ejercía de presentador y colaborador. Siempre muy arraigado a su ambiente y a su gente, no dudaba en colaborar fuera de su entorno, llegando a todos los rincones con sus elaboradas participaciones tanto en prensa, como en Radio o televisión. Eso sí. Siempre manteniendo ese carisma tan propio que le caracterizaba en todo lo que realizaba, dentro y fuera de su trabajo.
Escribió para diversos periódicos en nuestro país, como El Mon (diario catalán), La Vanguardia, El País y El Periódico. Compartió momentos en La SER y a COM Radio.
Con 62 años y padre de familia numerosa (cinco hijos), se arriesgó creando su propia editorial y cuenta en su haber más de quince obras como escritor.
Desde aquí mi pésame al mundo de las letras y a su familia.
Yo, personalmente, como amante de este arte, me entristezco ante este tipo de noticias, pues me siento un poco huérfana en este ámbito. Sé que allá donde esté, seguirá insistiendo en buscar lo bueno de cada día, intentando seguir disfrutando. Tan sólo que ahora lo hará desde otro sitio, donde le será más fácil encontrar esos placeres de la vida.
Un saludo y un crespón negro...