Reconozcamos que el PP, no todo lo hace mal, hay algo que se le da estupendamente y eso es ponerse de acuerdo para contarles a los ciudadanos la nueva "mentira oficial" que encarte. Me imagino a la cúpula del PP, todos sentados alrededor de una gran mesa, como en los estudios creativos de publicidad, en la que todos los participantes dicen lo primero que se les ocurre en relación a un tema, es lo que se llama un "brainstorming", o en castellano una "tormenta de ideas". Es un procedimiento que fomenta la creatividad ya que las propuestas no tienen por qué seguir un razonamiento lógico y habitualmente surgen ideas tan rocambolescas que los participantes se desternillan de la risa, lo cual hace también que el ambiente sea mucho más propicio para que surjan ideas de lo más innovadoras.

Me imagino a Mariano Rajoy, con lágrimas de risa en los ojos, ensayando la frase del día, "la #Crisis es cosa del pasado", y a la secretaria general, Mª Dolores de Cospedal increpándole "¡Venga Mariano, por Dios, que esto es serio! ¡Ahora repítelo sin reírte!", mientras de fondo se escucha a Ana Mato rezar a la Virgen. En fin, después de un poco de humor, que es lo único que les salva, hay que reconocer que el PP hace esto muy bien, todos se ponen de acuerdo en las "buenas nuevas" que tienen que contar y, aunque la audiencia sea cada vez más escéptica, ellos repiten sus consignas una y otra vez.

Esto mismo ocurrió en la comparecencia de Mariano Rajoy en Segovia, esta pasada semana, en la que volvió a insistir en que la recuperación de España era un hecho. El presidente destilaba optimismo por todos sus poros y consiguió al fin, pronunciar (sin reírse) la frase "España ha sido el país que más empleo ha creado, ahora somos la cabeza visible del crecimiento en Europa", mientras sus compañeros de partido le vitoreaban.

Vídeos destacados del día

Rajoy, lamentó profundamente el hecho de que haya quienes se "desgañiten" diciendo que "todo va muy mal", y en tono paternalista anunció que "no tienen remedio", que lo único que pretenden los opositores es "deprimir a los pobres ciudadanos con su negatividad".

Tras esta magnífica actuación, sólo nos queda aplaudir a esta gran compañía teatral que nos gobierna. Pero la realidad, es que estas "Navidades de recuperación" de las que se jacta el Partido Popular, vamos a poderlas celebrar bien poco los ciudadanos. En especial aquellos que han sido víctimas de los desahucios, los que están en paro, los que no tienen recursos, y a aquellos a los que el gobierno les ha quitado la ayuda a la dependencia. Se le ha debido de olvidar, que durante su mandato se han destruido más de medio millón de empleos, que existen 800.000 niños en España en riesgo de exclusión social y que en muchos hogares, no podrán poner ni la calefacción esta Navidad, y mucho menos comprar una docena de langostinos.

Parece que con tanto "ensayo", el presidente no ha caído en que los únicos que podrán disfrutar de estas navidades son aquellos que han multiplicado su fortuna gracias a la crisis y a su gobierno.

Pero desde luego, no me queda otra que felicitarle por sus grandes dotes artísticas. Mariano, de aquí a Hollywood.