Por lo que veo, perdura el concepto de que una educación artística, sea cual fuere su rama, ha de ser relegada a un segundo plano. Aunque, en la salvaje transformación que viene sufriendo el sistema educativo, casi todo lo que va ligado al conocimiento, a la supresión de la ignorancia, se va desterrando poco a poco de las escuelas. La educación, en general, está siendo vetada a los más humildes. Pero, centrémonos en la educación artística.

Hace muy pocos años, éramos raros y contados los padres que apoyábamos a nuestros hijos, tanto en las asignaturas consideradas más importantes (véase, matemáticas, ciencias, lengua, etc.) como en su máxima y extensa expresión en el arte.

Entonces, se nos tachaba de inconscientes. Pero, atendiendo a mi experiencia como madre, nunca hice nada mejor.

La reedición de La educación artística no son manualidades, de María Acaso, profesora de Educación Artística en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, vuelve a ponernos en pie de guerra y deja muy claras las pretensiones de los nuevos gobiernos. La conspiración está servida una vez más.

María vuelve a recordarnos que no debemos confundir la enseñanza de las artes con los trabajos manuales, sino que debe considerarse un recurso más para el desarrollo del intelecto por la vía de la expresión visual que se refuerza, claro está, con las técnicas manuales.

Considera dramático que esta asignatura haya pasado a ser optativa en la enseñanza primaria.

Vídeos destacados del día

Cosas de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), que pretende cegar a una próxima generación adulta, hacerla analfabeta ante las imágenes y lo que en realidad, comunican solapadamente. Algo parecido "al terrorismo visual".

El Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), pretende analizar y evaluar a alumnos de diferentes partes del mundo, tras someterlos a unos exámenes trienales. De este correspondiente informe se encarga la OCDE, extrayendo los resultados de las pruebas arquetipadas que, previamente, han sido llevadas a cabo a estudiantes quinceañeros. Para el Partido Popular (PP), se trata de un "modelo objetivo" con el fin de cotejar. No han faltado las críticas que ponen en duda, no a la cantidad sino a la calidad. La realidad es la pretensión del gobierno popular, que busca que nuestro país, sin lugar a dudas, quede en buen lugar. Tan solo eso. María Acaso, nos lo cuenta con pelos y señales.