Tras el Consejo de Ministros de hoy, la vicepresidenta del #Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha declarado en una rueda de prensa que el Ejecutivo no se plantea la modificación del esquema salarial de sus altos cargos aunque muchos de ellos tengan sueldos más altos que los del presidente y los ministros. También aseguró que esto se está aplicando desde "tiempo inmemorial". La justificación que dan para su negativa es que existen otras cuestiones prioritarias, y que la polémica que se ha desatado tras conocerse esos datos debe ser tratada en un debate "más general y global", y que no lo tienen "planteado encima de la mesa". Como asuntos prioritarios señaló la actualización de las retribuciones que percibe el personal de fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, que en la legislatura se han congelado los sueldos de los funcionarios incluyendo a los miembros del Gobierno, y también se han reducido los beneficios de los responsables de empresas públicas.


Un total de 259 altos cargos de la actual Administración General del Estado perciben salarios superiores a los 78.185 euros que cobra Mariano Rajoy por su cargo de presidente del Gobierno, o los 75.755 que cobra Sáenz de Santamaría, datos que se han podido comprobar al entrar hoy en vigor el portal de transparencia. Ramón Aguirre, presidente de la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) es el que más percibe, con 210.000 euros brutos anuales, seguido de Federico Ferrer Delso, que es el vicepresidente, con cerca de 205.000 y Ángel Mazo Dapena, representante ante el comité militar de la OTAN y de la UE, que se acerca a los 182.000 euros al año. Los secretarios y subsecretarios de Estado son los responsables ministeriales que tienen mayor sueldo, por encima de los ministros que más cobran, que son Ana Pastor, ministra de Fomento, y Cristóbal Montoro, titular de la cartera de Hacienda, que embolsan 77.503 y 76.319 euros respectivamente, haberes superiores al de la vicepresidenta. El resto de ministros perciben en su mayoría, como el de Exteriores, Defensa, Interior, Educación, Sanidad, Empleo y Justicia, "sólo" 68.981 euros.


El PSOE ha realizado una petición para que el presidente del Gobierno sea el puesto mejor remunerado, y la vicepresidenta se ha escudado diciendo que cuando ellos estuvieron en el poder no hicieron modificación al respecto. En este sentido, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha declarado que cree que el presidente debería subirse el sueldo, pero que entiende que no es el momento más adecuado, dada la situación actual.


También se ha hablado de las retribuciones de los presidentes de las CCAA que en algunos casos, como por ejemplo el de la Generalitat de Cataluña, llegan a cobrar un 50% más que Mariano Rajoy. Sobre esto ha hecho un "pelotas fuera" diciendo que esas CCAA "tendrán que explicar por qué lo hacen y con qué parámetros lo determinan", ya que el Gobierno no tiene la capacidad de imponer los sueldos que marcan las leyes de presupuestos de cada comunidad autónoma. Respecto a la subida de honorarios que se ha realizado el gobernador del Banco de España mientras está reclamando moderación salarial, no se ha pronunciado, alegando que eso debe determinarlo la ley que rige la política salarial interna del propio organismo.


Y, mientras tanto, los trabajadores seguimos con los sueldos recortados, los que aún mantenemos nuestro trabajo, y con la amenaza de más recortes revoloteando sobre nuestras cabezas.
#Paro