"Falta de libertad de expresión", es una de las cosas con las que más se intenta intimidar a la población que empieza a poner su confianza en Podemos, pero esta falta de libertad de expresión, parece ser, que ya se viene dando. Y es que después de que, tanto UGT como los trabajadores de TVE, pidieran la destitución de Sergio Martín, tras la entrevista que este hizo a Pablo Iglesias el pasado viernes día 5 de diciembre, en la que se puso en compromiso "la credibilidad e independencia de los Servicios Informativos de TVE". Se ha filtrado un audio en el que se puede escuchar la charla previa a la entrevista, en la que se nos presenta una mesa que en poco representa la pluralidad del país.

Para nada es arriesgada esta afirmación, si se ha escuchado dicho documento de audio, pues en él queda en evidencia que la entrevista, fue una encerrona. "Buen rollo, buen rollo. Que no diga luego que es una encerrona", con esta afirmación de Sergio Martín empieza el polémico audio, en el que también interviene el impresentable Alfonso Rojo, afirmando en referencia al líder Pablo Iglesias que "al enemigo ni agua". Alfonso Rojo, es precisamente uno de los periodistas que en alguna ocasión ha relacionado a Podemos con la represión informativa, y también es un periodista que tiene el honor de poseer una sentencia judicial que certifica que, al menos, ha mentido una vez, no se podrá decir de él que sus mentiras no tienen fundamento.

Pues con esta mesa, así de plural y profesional, se le hizo la entrevista al líder del partido político - que aspira a obtener más votos de cara a las próximas elecciones - en la Televisión pública, sí, la de todos, incluso la de los votantes de Podemos, aunque parece ser que el representante de estos en dicha entrevista, sería un cámara o maquillador. Y aunque fue Sergio Martín el que pedía "buen rollo", sin lugar a dudas, la pregunta que pareció estar escrita desde Génova, fue el ya famoso, "estarás de enhorabuena", que le dijo el entrevistador en referencia a los presos de ETA recientemente excarcelados. Pues sí, esta es la televisión pública que, si gana Podemos quedará convertida en la televisión del partido "etarrobolivariano", nótense las toneladas de ironía.