Pídele cuentas al rey se rodó en 1999 y se estrenó posteriormente en 2000 en todos los cines de España, el primer largometraje del director José Antonio Quirós. En este film, de la mano de actores como Antonio Resines, Santiago Segura, Adriana Ozores, Emma Penella, Nicolás Fernández Luna, Manuel Alexandre, Jesús Bonilla, Pepo Oliva, Manuel Manquiña, Alfonso Vallejo y Antonio Gamero, se narra la historia de Fidel y sus desgracias como minero asturiano tras ser cerrada la mina en la que trabaja. Fidel intenta solventar su desasosiego de hombre en paro, yéndose con la familia hasta Madrid caminando para exigirle al Rey el cumplimiento de uno de los principales derechos que la Constitución Española reconoce: el derecho a un trabajo digno.

Catorce años después, en una versión actualizada de la misma película pero en la vida real, tenemos a 4 millones 447 mil 650 personas desempleados (datos de septiembre de 2014), el número de desahucios llegaría a los 171.110 desde el comienzo de la crisis en julio de 2008 (datos de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca).

Y, para colmo de nuestros males, de los afectados por el incumplimiento de los derechos mínimos para todo español, según la Constitución Española con los que más de uno se llena la boca, debe tener, en el caso Nóos, la infanta Cristina, y pese a que la fiscalía pedirá para por su esposo Iñaki 18 años de prisión, será exculpada pero deberá pagar 587.413 euros de los que se favoreció. ¿Es para pedirle cuentas al Rey, o no? Pero aunque fuera su padre, su hermano o su sobrina.

Vídeos destacados del día

La actitud en este caso, por parte de la fiscalía, es de mofarse de la situación social que alcanza, más que nunca por ser fechas navideñas, un carácter más serio.

Mientras que los voluntarios recaudan toneladas de comida para que estas fechastodos los hogares tengan algo que llevarse a la boca, y cientos de entidades no lucrativas recogen juguetes con el único fin de que cada niño tenga un regalo por Navidad, en los juzgados se siguen riendo del pueblo llano, cansado, harto de esta clase de injusticias.

Si la justicia es igual para todos… ¿Por qué "doña" Cristina no irá a la cárcel junto a su esposo? Es más, si sus hijos se quedan sin sus padres en un mundo donde la Ley sí metiera a los dos "ladrones" más que privilegiados por fin en prisión, ¿pasarán Juan, Pablo, Miguel e Irene a disposición de los servicios sociales?

En un mundo real, como pasa en otros países, nadie tendría protección legal para hacer ilegalidades más que demostrables. En un mundo real, no se consentiría a un político imputado y más que demostrada su implicación en delitos sociales, seguir ostentando un cargo público.

En un mundo real, no se permitirían contratos irrisorios, cambiar las aulas de informática de los centros públicos, por clases de religión o ciudadanía. En un mundo real, como pasa en el resto de los países que no son España, todo el que comete una ilegalidad, es juzgado con todo el peso legal y encarcelado para que cumpla su condena. ¿Por qué es nuestro país más similar a un mundo mágico de fantasía que a un mundo real? La culpa la tiene sólo una persona, que consiente que estas cosas sigan pasando bajo su reinado.

¿A quién habría que pedir cuentas en este mundo donde todo parece irreal? Obviamente, al que calla y otorga sin pronunciarse, sería una estupidez pues a tenido tiempo, ha tenido oportunidades y obviamente, el pueblo le importa menos que nada.

¡Viva la constitución! ¡Viva el Rey! ¡Viva la delincuencia monárquica! #Rey Juan Carlos #Infanta Cristina