No solo la magia de la Navidad, debería darse en dichas fechas. Deberíamos tener ejemplo de personas que sin demasiados recursos, hacen posible esa magia, los 365 días del año.  Hay infinidad de #Niños, que nadie quiere. Por tener discapacidades y depender totalmente de alguien en su día a día. Niños y personas que por sí solas no pueden afrontar la vida, y siempre deben recibir atenciones. Esos olvidados y abandonados, que tan gratamente devuelven el cariño recibido sin pedir nada más a cambio. 

Tenemos el caso de Juan y Rosa, entre muchos otros. Él con daño cerebral y ella con una enfermedad rara. Ambos fueron acogidos por una pareja de padres ya de dos niños sanos. Él sin trabajo y ella sacando lo que puede con sus clases de inglés. Esta pareja tiene a Juan y Rosa desde el 2008 el niño y 2010 a la niña y ahora, como cada fecha señalada, dan su situación, para animar al resto del mundo de cuanta ayuda desinteresada se puede dar acogiendo a estas personas enfermas y 100% dependientes. "Si la gente supiera el cariño y afecto que te dan estos niños, no dudarían en formar una familia con ellos", afirma este matrimonio. No es ya dinero o bienes. Es amor lo que demandan y lo que debemos darles para hacerles su vida más agradable y llevadera.

Cada año, gracias a ello, hay más casos como este en la Comunidad de Madrid, que es a la que pertenecen dicha pareja. Siempre con su llamamiento vivo incitando a conocer a estos seres maravillosos y llenos de amor.  Como ellos, otros, tienen su batalla particular para recaudar fondos contra el cáncer infantil, y en estas fechas organizan como este año y otros anteriores, cuentos reales de Navidad, llevando esperanza a los corazones de muchas familias.

Para todo estas personas que dan su entrega absoluta a los deafavorecidos, van estas palabras y esta noticia que esta en los medios en estas fechas tan señaladas, aunque recordemos que Navidad debería ser siempre para ser amables y desprendidos. ¡Un fuerte abrazo y aplauso por tanta gente generosa!