Es evidente, siatendemos a la línea del monarca desde que accedió al cargo y eldiscurso de Nochebuena, que Felipe VI intenta modernizar la Coronaespañola. Que lo esté logrando o no, es otro cantar. Pero es obvio que los esfuerzos están ahí y son constatables.

Los últimos añosde reinado de su predecesor y padre, Juan Carlos I, derivaron haciael escándalo, la falta de visión global, poco o nulo interés enasuntos de estado y el echar balones fuera ante una institución quecada día tiene peor aceptación entre la ciudadanía.

¿Cómo afrontaron este último hecho? Como nos tienen acostumbrados los políticos de estepaís, la Iglesia Católica hasta la llegada del Papa Francisco otantas instituciones acomodadas y conservadoras que prefieren nomirar y se agarran a toda costa al cargo para no perder su estatus.Mirando para otro lado, echando la culpa a todo lo que se mueve ynunca, en ningún caso, bajo ningún concepto, ejerciendo laautocrítica, reconociendo errores o tratando de enmendar lo que se hahecho mal para hacer las cosas mejor.

A la vista de losúltimos acontecimientos, y analizando el discurso de Felipe VI de lapasada Nochebuena, está claro que el nuevo monarca trata de dar losprimeros y tímidos pasos para rejuvenecer una institución caduca e intentar acercarla a los ciudadanos. De ahí su intervención en contra de la corrupción o a favor de la unión de un país cada díamás dividido y que tan puerilmente usa Artur Mas en pro de susintereses y de forma populista e interesada, algo tan común en él,dado el cargo que se ha auto adjudicado como profeta de la libertaddel pueblo catalán.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Casa Real

Es decir, que ahora,a la vejez, parece que el Rey trata de acercar posturas, propiciarlimpieza y tender puentes de encuentro. Es algo de agradecer, eso sinduda. Pero también es cierto que llega bastante tarde, dado elestado de la Corona con su hermana y cuñado imputados, Cataluñacasi escindida de la vida española, la corrupción generalizada delas instituciones públicas, los valores educacionales polarizados enel “tanto tienes tanto vales y hazte rico o funcionario a todacosta” y el estado lamentable de ánimo que sufre la población enlos últimos años.

Así nos va.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más