Al final, lo que parecía solo un joven con un ego tan desarrollado como su afán de protagonismo, que para completar posee una imaginación prodigiosa iba a ser eso: solo un joven que tiene la habilidad de salir fotografiado con personas vinculadas al poder o dentro del poder, pero va a ser que la apariencia da paso a revelaciones con consecuencias serias, puede que más de lo que se imaginaba.

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz, sería la primera víctima del pequeño Nicolás y una advertencia para otros peces gordos que han negado relación alguna con el joven o, que si han admitido conocerlo, es eso y poco más.

Pero las palabras de Francisco Nicolás en una de las tantas entrevistas que ha concedido, afirmando que tiene pruebas de lo que dice, se están comenzando a tomar en serio y el secretario de Estado de Comercio podría presentar su dimisión en cuestión de horas si es que ya no lo ha hecho y falta hacerlo público, de momento Luis de Guindos lo mantiene en el cargo al menos hasta que se demuestre su intermediación a favor de los amigos del joven. Los primeros síntomas de que la dimisión es cuestión de horas quedan patentes en la cancelación de un viaje ya programado a Londres, la semana siguiente, adonde se habría trasladado para celebrar una reunión con inversores privados.

Desde un comienzo, el secretario negó tener amistad con el pequeño Nicolás, pero las últimas revelaciones dejan muy claro que existía esa relación e incluso García Legaz podría haberle hecho varios favores al joven en gestiones empresariales, además de haberle ayudado con su recomendación personal para su ingreso en CUNEF, una universidad de prestigio donde a pesar de que Nicolás no ha sido nunca un alumno brillante, salía en los folletos de la misma como estudiante ejemplar, curiosamente, García Legaz fue profesor en dicha universidad.

Vídeos destacados del día

Se han conocido conversaciones entre el secretario y el joven que no dejan lugar a dudas acerca de la amistad y complicidad que existía entre ambos, algo que durante días García Legaz negó de forma tajante, de hecho llegó a afirmar que jamás había cruzado un solo whatsapp con Nicolás, pero las pruebas son concluyentes y demoledoras, por lo cual no es de extrañarse que los favores del secretario también sean verídicos.

Existen ya pruebas aportadas por medios de comunicación que acreditan el apoyo de García Legaz a Nicolás para que él mismo entablase contactos con inversores y empresarios de toda España, algunos de estos medios comentan que sin esta ayuda, una especie de tarjeta de presentación, el joven nunca habría llegado en tan poco tiempo donde llegó.

Ahora bien, si finalmente se concreta la dimisión del secretario, este sería la primera de las víctimas políticas que se cobraría Nicolás pero que, además, pondrían en evidencia al mismo Estado que ha querellado al joven por difamación y falsedad documental, entre otras cosas, lo que lleva a pensar que, finalmente, si Nicolás cae, arrastrará a más de un personaje encumbrado detrás de él, probablemente más de uno en este preciso instante estará más que preocupado, la dimisión del secretario es ya un hecho y cuestión de horas, será la primera víctima en este terremoto, pero seguramente no será la única.