En esta legislatura, hemos tenido que oír a muchos diputados, del mismo partido casualmente, calentándoseles la lengua con toda clase de demagogias contra la gente parada que, según ellos, no se esfuerza en buscar un nuevo empleo y prefiere vivir de lo que cobra de subsidio del paro.

Vamos a ver, con lo caro que está todo, cobrar, si cobran lo que yo he cobrado durante todos estos años en los que no tenía trabajo, y aún no tengo, no creo que tuvieran para mucho. Al principio eran apenas 730 euros netos, y seis meses después, bajaron a unos 594.

Hay que recordar que yo tenía que devolver préstamos, aparte pagar en donde yo vivo, la factura mensual del teléfono, ayudar a pagar el gas y la electricidad que consumo… O sea, de esas cantidades apenas me quedaba nada para pasar el mes, ya que tenía que comprar comida, como cualquier ser humano, y pagar transporte para así poder ir a cualquier sitio en donde ofertaran trabajo.

Es decir, que eso de comprarme una televisión de plasma, la diputada que lo dijo (por cierto, hija de un político que va a la cárcel por corrupción y constructor de un aeropuerto en donde las únicas cosas con alas que aterrizan son pájaros y aves) se nota que nunca ha salido de su barrio de súper ricos. Una pantalla de plasma la podemos comprar en un Cash Converters, de segunda o tercera mano, por un precio de risa.

Después de meses sintiéndonos ladrones, incluso de gente que nos han robado a nosotros con sus preferentes bancarias o sus trabajos mal pagados, ahora el Gobierno Rajoy -como están cerca las elecciones municipales, autonómicas y generales, todas en un año, como el 3 en 1 que arreglaba todo, o "Todo vuelve a funcionar con 3 en 1", como decía aquel legendario anuncio televisivo- se ha sacado de la manga, como si fuera un mago en prácticas, un subsidio para parados de larga duración, pero que tiene numerosas trampas.

Vídeos destacados del día

Es como esos productos que no lees la letra pequeña y te llevas sorpresas desagradables. Es por seis meses, la cantidad es ridícula, poco más de 400 euros netos, y sólo para parados con cargas familiares.

En mi caso, casi toda esa cantidad se iría en pagar mi mensualidad en donde yo vivo, y no tengo cargas familiares al ser soltero madurito (ya he hecho 50 años de edad). Mi "familia" sería mi compañera de piso y nuestras dos gatas. Pero eso no cuenta, ya que se considera carga familiar tener algún pariente, hijos, padres o abuelos, que necesiten de nuestra ayuda.

Uno de los hermanos de mi compañera me dijo que cree que en 2015 la crisis irá menguando poco a poco. Ojalá fuera así, lo celebraría, como cualquier parad@ que necesite urgentemente trabajo. Yo tengo suerte de disponer de un dinerito extra por escribir artículos como éste, con el que espero que oriente a la gente en algo, y por trabajos anteriores, pero parches como éste no ayudan a que olvidemos la crisis ni que encontremos trabajo.

Que paguen mejor los trabajos, no con esos ridículos 400 euros mensuales por trabajar de dos a cuatro horas diarias o semanales. Así se creen algunos empresarios sin escrúpulos que se ahorran los gastos que conlleva cada trabajador que contratan (impuestos, seguridad social, indemnizaciones, finiquitos, etcétera).

Todo esto ha provocado que sigan emigrando miles de personas a otros países con mejores empleos, sin menguar dicha cantidad, y estas Navidades pase lo que ha dicho El Gran Wyoming en "El Intermedio": "Muchas familias van a tener que organizar la cena de Navidad por Skype porque el hijo está en Alemania".