Platero, que así se llamaba el burro de apenas cinco meses de edad, murió ya hace más de una semana después de que un hombre con claro sobrepeso, rondando los 150 kilos, se subiera a su aún frágil y pequeño cuerpo. El Círculo Animalista de Podemos en Lucena, provincia de Córdoba, ha denunciado la muerte del asno junto a la Asociación de Defensa del Borrico (Adebo). El sin sentido del fallecimiento del animal junto a la falta de empatía del causante de la muerte, que alardeó mostrando sus fotografías subido al inocente, han hecho que la noticia haya tenido un gran revuelo en las diferentes redes sociales, dirigiendo al hombre calificativos de desprecio e insensibilidad.

Los denunciantes han manifestado que piensan hacer hasta lo imposible para que tanto el hombre como el Ayuntamiento sean sancionados por la negligencia. El burro estaba expuesto en el Belén del pueblo, que se encuentra frente al Ayuntamiento, y fue cuando, sin vigilancia, el hombre con sobrepeso saltó la valla de seguridad y se montó al pequeño reventándolo y aplastándolo literalmente. Aún así, antes le dio tiempo a pasearse y posar ante las fotografías subido a Platero. Fue dos días después cuando los vecinos de la población, alarmados porque el pequeño no podía levantarse cuando se llamó a las urgencias veterinarias locales, aunque ya poco se pudo hacer. Platero murió a la mañana siguiente debido a sus múltiples heridas internas.

Esta historia hace recordar a "Platero" de Juan Ramón Jiménez, el cual dedicaría estas palabras al animal: "Su frágil cuerpo de algodón" fue aplastado por la mano del hombre "hiriéndolo de muerte".

Vídeos destacados del día

Ojalá se haga justicia y, tanto el Ayuntamiento como el causante del fallecimiento, paguen por lo ocurrido, ¿para qué sirve esa ley en contra del maltrato animal si hasta que no viene una protectora, organización o asociación animalista y denuncian, la noticia no sirve nada más que para alarmar a la sociedad sensible o por el contrario para servir de mofa para aquella gente más cruel?